Para elevar la percepción del riesgo…

La población fue participante directa en el Ejercicio Meteoro 2017, declaró Denny Legrá Azahares, Presidente del Consejo de Defensa en la provincia de Guantánamo, al pasar revista en la Plaza Mariana Grajales, a formaciones complejas y ligeras, para proteger vidas humanas y apoyar a Santiago de Cuba, en caso de un sismo de gran intensidad. Meteoro 2017
Lo esencial es que aumente la percepción del riesgo, indicó el también primer secretario del partido y Miembro del Comité Central, al observar el soporte tecnológico y profesional de una Brigada Quirúrgica (compuesta por cirujanos, ortopédicos y técnicos) del grupo de las telecomunicaiones, de la Organización Básica Eléctrica, Cuerpo de Bomberos, Socorristas de la Cruz Roja Cubana y fuerzas del Orden Interior.
Significó el dirigente que los diez municipios guantanameros realizaron ejercicios similares, con el propósito de fijar conocimientos teóricos y prácticos frente a posibles terremotos, sequías severas y extensas como la actual y por la cercana temporada ciclónica del primero de junio al 30 de noviembre.
Seguidamente el Consejo de Defensa Provincial presenció acciones demostrativas de rescate y salvamento en la Empresa de Confecciones Ámbar ubicada en el Consejo Popular del Caribe, con el aporte de miembros de organizaciones de base de la comunidad.

La clausura del Meteoro 2017 coincidió en Guantánamo con el cierre de la Semana de Reducción de desastres y el de la Jornada Contra Incendios, caracterizadas en todos los casos por la profundidad en el desarrollo de las misiones correspondientes.

Tierra mía, hasta cuándo?

¡Dios mío!, dicen unos, ¡misericordia!, claman otros y no faltan los que creen que a la tierra se le fue la mano, digo, el eje con tanto temblor hace ya una semana, sin que acabe de poner el huevo, o sea, de acomodarse al fin para que santiagueros, guantanameros, granmenses, holguineros y otros orientales vuelvan a dormir a pierna suelta y no con un ojo cerrado y el otro abierto. sismo 1
La tierra tiembla en estos días como nunca antes y si no cunde el pánico, es por la solidaridad de vecinos, compañeros de trabajo y porque la Defensa Civil, sismólogos y otros expertos, aconsejan mantener la serenidad y por si acaso un bolso con provisiones cerca de la puerta, para salir a pasar el susto en un parque o una plaza abierta, con el menor margen de vulnerabilidad.
No es posible dar un pronóstico preciso del fenómeno natural, sino cálculos aproximados. Cuba toma como referente el año 1932, en que Santiago registró el último terremoto de gran intensidad. Si vivimos en un área sismo-generadora, no resulta nada raro lo que está pasando, pero, tierra mía, ¿Se puede saber hasta cuándo seguirás temblando?sismo2
Mientras se mantengan las temibles sacudidas, Juan, mi vecino, haciéndole trampas al sueño se ofrece para avisar, si ocurriera otro sismo durante la noche, en tanto Teresa sigue pensando qué más puede introducir en su mochila, aparte de aspirinas, un pomo de agua y artículos aseo personal.
¿Hasta cuándo seguirá temblando la tierra? Con fe en que ella acabará de situarse donde más le convenga, seguiremos sin bajar la guardia. Por lo pronto, vieja, ¿hasta cuándo seguirás moviéndote?