Tierra mía, hasta cuándo?

¡Dios mío!, dicen unos, ¡misericordia!, claman otros y no faltan los que creen que a la tierra se le fue la mano, digo, el eje con tanto temblor hace ya una semana, sin que acabe de poner el huevo, o sea, de acomodarse al fin para que santiagueros, guantanameros, granmenses, holguineros y otros orientales vuelvan a dormir a pierna suelta y no con un ojo cerrado y el otro abierto. sismo 1
La tierra tiembla en estos días como nunca antes y si no cunde el pánico, es por la solidaridad de vecinos, compañeros de trabajo y porque la Defensa Civil, sismólogos y otros expertos, aconsejan mantener la serenidad y por si acaso un bolso con provisiones cerca de la puerta, para salir a pasar el susto en un parque o una plaza abierta, con el menor margen de vulnerabilidad.
No es posible dar un pronóstico preciso del fenómeno natural, sino cálculos aproximados. Cuba toma como referente el año 1932, en que Santiago registró el último terremoto de gran intensidad. Si vivimos en un área sismo-generadora, no resulta nada raro lo que está pasando, pero, tierra mía, ¿Se puede saber hasta cuándo seguirás temblando?sismo2
Mientras se mantengan las temibles sacudidas, Juan, mi vecino, haciéndole trampas al sueño se ofrece para avisar, si ocurriera otro sismo durante la noche, en tanto Teresa sigue pensando qué más puede introducir en su mochila, aparte de aspirinas, un pomo de agua y artículos aseo personal.
¿Hasta cuándo seguirá temblando la tierra? Con fe en que ella acabará de situarse donde más le convenga, seguiremos sin bajar la guardia. Por lo pronto, vieja, ¿hasta cuándo seguirás moviéndote?

Oh,Tierra, ¿porqué te estremeces tanto?

Dios mío, dicen unos, misericordia, claman otros y no faltan los que creen que a la tierra se le está yendo la mano, digo, el eje con tanto temblor hace ya casi una semana, sin que acabe de poner el huevo, es decir, de acomodarse de una vez para que santiagueros, guantanameros, granmenses y otros orientales vuelvan a dormir a pierna suelta y no con un ojo cerrado y el otro abierto.
sismoa2La tierra tiembla en estos días como nunca antes y si no cunde el pánico, es porque Defensa Civil, sismólogos y otros expertos, aconsejan mantener la serenidad, pero con un bolso cerca de la puerta, por si fuera necesario salir a pasar el susto en un parque o una plaza abierta, con el menor margen de vulnerabilidad.
Hasta ahora no es posible dar un pronóstico preciso, sino cálculos, aproximaciones, que en Cuba toman como referente el año 1932, en que Santiago registró el último terremoto de gran intensidad. Si vivimos en un área sismo-generadora, no resulta nada raro lo que está pasando, pero, tierra mía, ¿Se puede saber hasta cuándo seguirás temblando?sismos 1
Mientras las temibles sacudidas van y vienen, Juan, mi vecino se ofrece para avisar, de ocurrir otro sismo durante la noche, en tanto Teresa sigue pensando qué más puede echar al bolso, además de aspirinas, un pomo de agua y aseo personal.sismos 3
Con fe en que la tierra acabará de situarse donde más le convenga, nos mantenemos sin bajar la guardia. De todas maneras, ¿hasta cuándo seguirás moviéndote, vieja?