?Qué se traen entre manos los creadores de los medios de prensa?

La radio perdura frente a modernas tecnologías que el medio pone a su servicio por una programación ajustada a nuevas formas de decir y hacer en los productos comunicativos destinados lo mismo a la generación Z o CERO, que al adulto mayor.
En la etapa pos 9no Congreso de la UNEAC se pone el dedo sobre la llaga al no dejar para luego lo que se puede remediar o resolver cuanto antes. Los encuentros con la membresía y el contacto con la dirección provincial de la radio facilitan transformaciones en el contenido y la forma, especialmente del programa IDENTIDAD. Lo ideal sería que el espacio estuviera a cargo de miembros de la organización, para provechar talento y experiencia de la vanguardia artística. (Dígase guión, dirección, conducción, asesoría, producción).
Sobre las jerarquías artísticas, asunto también en la palestra, queda claro que depende de la obra del creador y de los resultados y por ese motivo nuestro presidente Jorge Núñez insiste en el crecimiento de la membresía en CMKS, cantera de locutores y otras disciplinas del medio en las 5 emisoras del territorio.
Integra la agenda académica de los medios a escala nacional la permanente la gestión de la radio para hacerse de nuevos guionistas, unido a cursos de locución y dirección de acuerdo con sus necesidades, pero escasean los realizadores de espacios dramatizados. La radio intenta el rescate de su Grupo Dramático, mientras utiliza actores del Teatro Guiñol para espacios como Los Pinos Nuevos.
Para que la programación dramática retome el auge de otros tiempos, CMKS urge de guionistas capaces de escribir o adaptar cuentos y novelas. Durante mucho tiempo Juan Guilarte Frómeta ha llevado sobre sus hombros ese ineludible y gratificante compromiso. Su último empeño fue la radio-novela Pedro Agustín Pérez, el hombre que salvó la Guerra del 95. Habrá que reprisarla, considera la UNEAC, como parte de su apoyo, por la aceptación registrada en 2017 y frente al vacío de esas entregas.
Los GRUPOS DE CREACIÓN (con miembros de la UNEAC y de la UPEC), siguen en pie. No sólo para la programación y los servicios informativos… las iniciativas abarcan la publicidad, imprescindible como rostro de los productos comunicativos y la personalidad artística de una institución.
En cuanto al uso de las redes sociales en el sector, la UNEAC está al tanto para contribuir con el apropiado lenguaje de Internet, favorable al intercambio de información y de ideas, desechar la banalidad, las expresiones de barricada, las palabras obscenas, el abusivo manejo de imágenes (selfie), textos que desperdician la posibilidad de esa apertura y aplicar un mínimo de semiología, coherencia y responsabilidad de lo que se publica en cada muro. Los medios de prensa están en el deber de hacerlo, ahora que los reporteros disponen de teléfonos inteligentes con datos móviles que propician inmediatez y calidad. La política al respecto está trazada: aparte del Código de Ética, los periodistas están apercibidos al firmar el Código de INTERNET.
En Guantánamo y el resto de Cuba la radio y TV trabajan intencionadamente en la memoria histórica de cuanto atesora el patrimonio sonoro y visual, otros de los asuntos tratados en el congreso de la UNEAC.
Los acuerdos del 9no Congreso no son letra muerta ni se pierden en divagaciones. Afortunadamente, como nunca antes, la UNEAC y el ICRT hablan hoy el mismo idioma con vistas a seguir creando en correspondencia con las necesidades espirituales del pueblo que va con el siglo y por tanto evoluciona también.