CUBA Y HAITÍ: UN LAZO HISTORICO, CULTURAL Y SENTIMENTAL.

El atávico nexo entre guantanameros y haitianos, surgido desde 1802, aumenta por estos días, con la voluntad de seguir salvando vidas y para cooperar con el restablecimiento del vecino país antillano, devastado por un terremoto el doce de enero último. Llueven solicitudes para ayudar, sobre todo en el caso de profesionales de la salud, constructores y bilingües afirma Olivia Labadí Chery, Presidenta Provincial de la Asociación de Residentes y Descendientes, grupo integrado por más de mil personas, presencia generada de forma creciente desde las emigraciones de colonos franceses con sus dotaciones de esclavos a principios del siglo 19. La organización no gubernamental creada hace quince años, recoge el sentir de la membresía, conmovida por el desastre en la tierra de sus ancestros, por lo cual expresan su disposición de contribuir a que la vida florezca de nuevo, agrega Olivia. La comunidad de Residentes y Descendientes Haitianos, se asienta sobre todo en las provincias cubanas de Guantánamo, Camagüey, Ciego de Avila y Santiago de Cuba, durante la Revolución en esa vecina nación caribeña, encabezada por Toussaint Louverture, contra el colonialismo francés.

UN ARREGLISTA QUE BRILLA CON LUZ PROPIA.

Aunque es ejecutante y director de orquesta, a Conrado Monier Ribeaux se le conoce en su natal Guantánamo por los impactantes arreglos para las nueve Bandas de Concierto del territorio.

Pero es muy bueno conocer también cuánto aporta este músico al resto de esas estructuras en el país. Transcribir y adaptar obras para el formato en cuestión, es una tarea compleja. En la calidad se basan quienes valoran el quehacer del artista, caracterizado por su modestia y talento, asegura Agianit Payán, Directora de la centenaria Banda de Conciertos de la provincia, entre las mejores agrupaciones de su tipo en el país.

Apunta Payán que algunos de los novedosos arreglos de Monier, corresponden a piezas clásicas del repertorio nacional y universal, desde Drume Negrita hasta villancicos, sones y clásicos como El Cisne, La Viuda Alegre, temas infantiles, trova, popurrit y música latinoamericana.

Durante el reciente concierto de graduación de las siete bandas formadas en Guantánamo para completar los diez municipios, el viceministro de cultura Abel Acosta, elogió los méritos de músicos como el flautista Axel Rodríguez y la pedagoga Antonia Luisa Cabal.

El funcionario dedicó al maestro Conrado Monier un elogio especial por el sonido moderno y diferente capaz de imprimir con sus arreglos a Son de la Loma, Danzón Almendra, la ópera Carmen o cualquier otra composición, himnos y marchas.

El toque de distinción justifica por qué la escuela de Formación de Bandas de la provincia más oriental de Cuba y de otras partes del país, solicitan los arreglos del guantanamero Conrado Monier, para incorporarlos al repertorio y escogerlos para los montar los conciertos de graduación de las nuevas agrupaciones de ese tipo en la isla. Gracias, maestro.

¿BRUJO, LOCO O ARTISTA?.

El creador guantanamero Ramón Moya Hernández deja huellas al pasar. Todo su cuerpo expresa un mensaje.

Como persona, personaje y personalidad a la vez, viste y calza de manera tan extravagante, que sus coterráneos lo comparan con un San Lázaro viviente.

Suele llevar un bastón tallado, a cuyo cabo ata pañuelos y cintas de colores; usa camisa de mangas largas, o capas de acuerdo con el país que desea representar, ajustándose a la situación internacional del momento, valiéndose de su estrafalaria imagen, para solidarizarse con pueblos hermanos, o reprender actitudes fascistas. Detrás de esa figura de pelo rizado y zapatillas canijas hechas a imagen y semejanza de un vagabundo, hay un artista de honda sensibilidad, cultura política, verbo y certero, dueño de proyectos que ejecuta para Guantánamo y el resto del mundo.

NI BRUJO NI LOCO: ¡ARTISTA¡.

Considerado por algunos críticos de arte como el Dalí Caribeño, Ramón Moya Hernández, acumula una respetable lista de lauros en los salones REGINO BOTI, VÁZQUEZ PUBILLONES SALÓN NACIONAL DE PREMIADOS y otros certámenes, pruebas de su ingeniosidad, expresada también en performances e instalaciones.

Su obra condena la guerra de Estados Unidos en Iraq, el bloqueo yanqui a Cuba, y defiende la justicia a favor de nuestros cinco héroes, el medio ambiente y la identidad nacional, filosofía reflejada en piezas expuestas en colecciones del Centro WILFREDO LAM, Casa de las Américas y Museo de Arte Moderno de Chicago.

Al pintor y escultor guantanamero Ramón Moya no se le puede juzgar por el insólito modo de vestir. El cuerpo de este creador es un tapiz, donde el espectador divisa la vida en toda su magnitud. Ni brujo ni loco.

EVALÚAN POSITIVA GESTIÓN CULTURAL DE GUANTÁNAMO

La crisis mundial impone racionalidad, pero sin afectar el desarrollo de la cultura cubana, razonó este jueves en Guantánamo el Viceministro del sector Rubén del Valle, al reconocer los resultados del territorio.

Instó el viceministro al uso múltiple de las instituciones, para enriquecer y diversificar el gusto estético de la población, a partir de las raíces populares, reiterando el desempeño de escuelas y bibliotecas públicas.

Al cierre del pasado año descollaron los colectivos de Patrimonio, Casas de Cultura, Superación y la Biblioteca POLICARPO PINEDA, y por su integralidad los municipios de Baracoa, la capital provincial y San Antonio del Sur, con vistas al desarrollo y promoción del potencial humano.

Guantánamo inauguró durante la etapa el Complejo de Artes Plásticas, expositora de la muestra ALAS CON PUNTAS, reabrió el Teatro Guiñol y destacaron más de cien proyectos de referencia nacional en Música, Literatura y Artes Escénicas