El congreso de la sociedad cubana

Apruebo uno de los más avanzados y humanistas pronunciamientos de los escritores y artistas de Cuba en el IX Congreso de la UNEAC: establecer diálogo, contacto, sintonías y alianzas con las mejores mentes del mundo contra la barbarie y en defensa de la Paz…Parece utopía en estos tiempos, pero señores, ! hay que intentarlo!
Siempre me ha parecido bien menos soberbia y más entendimiento.
El poeta Waldo Leyva, propone que #Cuba propicie un a conferencia Internacional en defensa de la Vida, para que nuestro país contribuya a que la región mantenga su categoría de zona de Paz.
Cerrados fueron y serán los aplausos para la doctora Graciella Pogolotti, al enfatizar en que la UNEAC tiene UN PAPEL PARTICIPATIVO ANTE LOS PROBLEMAS DE LA SOCIEDAD. cubana o cuando habló de refundar la narrativa histórica para examinar lo que somos, lo que hemos hecho hasta ahora.
No en vano ya muchos interpretan ese foro como plataforma para guiar los pasos de la creación, pero también espacio para el análisis y el debate, ahora que el imperio- reflexionó la brillante intelectual cubana-, intenta una vez más arrodillar al pueblo cubano con la Ley Helms-Burton, documento de carácter anexionista, en busca de una intervención. La cultura no puede convertirse en rehén del mercado, advirtieron otros, difundirla, para que no venga de afuera envuelto en celofán un producto nuestro.
El enfrentamiento ideológico se gana con entendimiento, pensamiento, inteligencia, y por eso es recomendable retomar las relaciones académicas, el reflejo de un país mediante las obras audiovisuales, sin que la posición del artista niegue toda la libertad de creación otorgada moral y jurídicamente a los realizadores. Pero ya Fidel dejaba claro, hace 58 años en Palabras a los intelectuales: Con la Revolución todo, contra la Revolución nada.
La crítica artística y literaria es oportuna, necesaria, en tanto las instituciones culturales existen por y para los los creadores. Detrás ha de quedar esa especie de parasitismo administrativo  y sus trabas, razonó el presidente de los consejos de Estado y de Ministros,  Miguel Díaz Canel  Bermúdez y agregó que la cultura puede y debe aportar al Producto Interno Bruto, PIB.
En fin, estamos hablando de Cuba, país bloqueado y perseguido con saña y alevosía, que persiste en cantar la patria, contarla y pintarla con originalidad por sus artistas.

Anuncios