Un guerrillero antillano en el Paralelo 17

Es en las páginas de La Edad de Oro, revista escrita y editada en Nueva York en 1889 por el Héroe Nacional de Cuba, José Martí, donde el autor encuentra y acepta desde la infancia, la primera invitación a Un paseo por la tierra de los anamitas, hilo mágico que lo cautiva y colma de curiosidad y avidez hacia aquellos seres especiales del lejano sudeste asiático.
Después los siente más cerca, sabe más de su audacia durante las sucesivas guerras de liberación frente a Francia y los Estados Unidos, y asume el juramento de amor y solidaridad expresado por Fidel Castro Ruz: Por Vietnam estamos dispuestos a dar hasta nuestra propia sangre.
Con el paso del tiempo crece la promesa de amistad con el heroico pueblo, y el reportero viaja a ese estado socialista, en el 2014, como parte de una delegación de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), de recorrido por las ciudades de Hanói, Ninh Binh y Hue, su primer contacto directo con la realidad vietnamita.
José Llamos Camejo volvió a la patria de Ho Chi Minh a finales de 2017, para transitar las zonas visitadas por el líder histórico de la Revolución Cubana, en un intento por descubrir y socializar la magnitud de la cosecha de aquella semilla, abonada por Fidel en 1973, aunque sembrada ya mucho antes.
El libro Un guerrillero antillano en el Paralelo 17, es la pesquisa resultante de búsquedas, intercambios, recopilación de datos, consulta de documentos y observaciones directas en escenarios de inmortales hazañas escritas por los vietnamitas y admiradas por el líder cubano. Es así como logra armar esta entrega, sobre la base de fuentes vivas insustituibles.
La obra, nutrida de ingredientes humanos, contiene testimonios inéditos, contados por personas que estuvieron cerca del Comandante en Jefe. Está estructurada en ocho capítulos, a base de relatos acompañados por imágenes alusivas al

paralelo 17 y a la presencia de Fidel en esa latitud, a la que no llegó ningún otro mandatario extranjero.
Los lectores encontrarán conmovedoras vivencias, contadas en crónicas, reportajes, entrevistas. Sobrecogedor es el recuento de una muchacha que salva la vida gracias al revolucionario caribeño, quien a su paso acierta a verla herida de muerte, junto a otros jóvenes lesionados por explosivos. Fidel, exponiendo su seguridad personal cuando aún la guerra exhala sus mortíferas cargas, detiene la caravana y envía a la joven al hospital. La muchacha sobrevivió.
De intensa atmósfera y sorpresivo desenlace es el encuentro con un héroe renombrado y octogenario, que reniega de las entrevistas. Sus oídos ya no perciben como antes hasta el más leve roce del enemigo que asecha. Despide al equipo de prensa.
En cambio, cuando el traductor le menciona a Fidel, se le alumbran la memoria y el rostro. “¿Quién dijo que Fidel está muerto?” Estalla de pronto. Y, para sorpresa del periodista cubano, el héroe vietnamita lo hace portador de un gesto: “para Fidel”.
José Llamos Camejo aplica principios básicos del periodismo en la presente propuesta: proximidad y prominencia, más allá de la distancia geográfica entre Cuba y Vietnam, un trayecto que él reduce a cero, al introducirnos en aristas desconocidas sobre la hazaña emancipadora de los vietnamitas, proeza que la humanidad ni olvida ni desestima.

Anuncios

¿Ya se acabó la feria?

La cubanía caracterizó este domingo en Guantánamo, la Gala de Clausura de la 26 Feria Internacional del Libro, fino espectáculo preparado en la Casa de la Cultura Rubén López Sabariego, con un homenaje a los eternos Fidel y Ché, a quienes se dedicó esta edición, así como al doctor Armando Hart Dávalos.
Yanay Pérez García, Directora del Centro Provincial del Libro, en las palabras centrales de cierre, consideró que no fue sólo una jornada del saber, sino de la cultura toda, al activarse toda la estructura del sector en el territorio, desde el pasado 5 de abril: música, teatro, danza y artes plásticas.
Dijo que el volumen de la venta sobrepasó los cálculos y los títulos más solicitados fueron Un objetivo, un pensamiento, del inolvidable máximo líder de la Revolución Cubana, el Diccionario Cervantes, Recetas de Belleza, Cocina Cubana y Mambisas del Alto Oriente.
Los lectores disfrutarán la continuidad de la lectura, anunció Pérez García, porque como en otras ocasiones, la fiesta del libro corresponde ahora a los municipios de la más oriental de las provincias cubanas, con mini ferias y festivales serranos.(salvo los que fueron subsede del 5 al 9:Baracoa, Caimanera y Guantánamo.
Durante la Gala de Clausura de la 26 Feria Internacional del Libro, el actor Eldis Cuba Milán recibió un reconocimiento por sus 25 a;os de vida artística, mientras el público al salir valoró la calidad del elenco, integrado por la pianista concertista Lisandra Porto, la Banda de Conciertos, los declamadores y alumnos de la Escuela de Música, todos bajo la dirección de Lázaro Mc Pherson.
En las calles guantanameras se nota el vacío…. hasta hace poco estaban repletas de gente libro en mano…y uno tiene la sensación de que hubieran querido más y más días de feria. Auto consuelo frente a la nostalgia: si ya se acabó, definitivamente hay que echar un vistazo en los estantes de Imías, Yateras, El Salvador, Manuel Tames, San Antonio del Sur y Niceto Pérez….

Suceso cultural inédito…

Quijote 1Este 31 de marzo es el Día del Libro Cubano, fecha declarada a raíz de un hecho cultural poco común: en 1959 la Revolución triunfante, funda, al amparo de la Ley 187 la Imprenta Nacional, basada en los pocos equipos y máquinas que hereda el país de los gobiernos de turno.

Por primera vez en nuestra nación, se produce la venta masiva de 100 mil ejemplares de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra, en cuatro tomos, un hecho cultural sin precedentes, derivado de las ideas de Fidel de que, una vez obtenida la justicia, era el momento de trabajar por la cultura del pueblo.Quijote 2

Después de esa comercialización benéfica, al increíble y módico precio de 25 centavos, la industria gráfica pasa a manos del pueblo y el estado promueve la publicación de textos para el consumo popular, a partir de diferentes editoriales.

Algunas de las casas editoras con ese fin son: Letras Cubanas (cubre el movimiento autoral de corte artístico y literario) Gente Nueva, responsable de publicaciones destinadas a niños y jóvenes, Ciencias Sociales, la científico-técnica y más de un centenar de sellos editoriales de provincias y del resto de la Isla, a los que pertenece la guantanamera El Mar y la montaña, que este año en Feria del Libro sacó a la luz 13 interesantes títulos.

Muchos pobladores de nuestra oriental provincia conservan manuales y cartillas, editados por esa vía durante la campaña de alfabetización en 1961, pero quizás pocos saben que fue el notorio escritor cubano Alejo Carpentier, el primero en dirigir la misión de la imprenta revolucionaria, devenida Instituto del Libro, personalidad que también favoreció el disfrute de las primeras exposiciones de arte universal en ciudades del interior de la Isla.Quijote 3

En el Día del Libro Cubano, este 31 de marzo, es atinado rememorar que, después del acontecimiento de El Quijote, los lectores accedieron a otros clásicos de la literatura nacional, latinoamericana y mundial: Doña Bárbara, Robinson Crusoe y autores desde Nicolás Guillén hasta Rubén Darío, Federico García Lorca y Ernest Hemingway.

Quijote 4Si como afirma José Martí, los libros curan las heridas que las armas abren, estos también siguen siendo una íntima compañía no superada aún por opciones cibernéticas.

Recomendaciones de Eddy

El lector guantanamero Eddy Álvarez Almodóvar, sugiere a la familia cubana una reserva de tiempo y también monetaria, con vistas a la Feria del Libro, esperada oportunidad para satisfacer toda opción lectiva. Feria 2014

Propone que se reediten folletos de educación formal, por su aporte al rescate de valores, diccionarios de todo tipo, la Constitución de la República, La Edad de Oro y narraciones históricas sobre la última etapa liberadora del país, al declararse un apasionado de esas lecturas.

Cuando se aproxima la feria, prevista del 5 al 9 de febrero, crece la apetencia por los títulos que se promueven, opina Eddy, quien ajusta sus tareas de constructor, para comprar también otras publicaciones favoritas: novelas y aventuras policíacas.

Precisamente para Eddy y otros lectores, el movimiento autoral de Guantánamo, presenta más de una decena de títulos, informa Yaimara Diéguez Gutiérrez, satisfecha por la acostumbrada acogida de la Editorial El Mar y la Montaña.

Risell ParraLa Especialista Principal cita la tercera edición del texto Diccionario de Escritores Guantanameros, de Margarita Canseco y Risell Parra, así como Otra extensión de la realidad, poemario de Annia Alejo y el ensayo Las Armas del Hidalgo, también de Risell.

Presentaremos ya en La Habana, dice Yaimara, Guateque Silvestre, de Juan Torres; Informe del tiempo, literatura humorística de Rafael González; Historia del colegio americano, de Magrid Barrio e Ismael Alonso y Espacio Marítimo de Baracoa, por Elexis Fernández.
Lectores y escritores: ¡que disfruten la Feria¡