¿Bailarines, intelectuales, investigadores?

Anna Polutorova fija sus divinos ojos (hechos al Moscú de siempre) en el complemento entre las parejas y pide consejo, de cómo podría ser esa empatía en la lejana Europa donde volverá cuando cese el compromiso con la Universidad de Guantánamo, llena de la fuerza expresiva del los bailarines antillanos…
El conocido y reconocido bailarín, coreógrafo, investigador y director artístico Fidel Pajares Santiesteban responde sin palabras: Enamorarte del cuerpo, palpar, sentir, ajustarlo, flotar y concentrarte, improvisar, tener conciencia de lo infinito de la percepción sensorial, el olor del otro, prolongación de ti mismo en toda la capacidad de interpretar un personaje y demostrarlo en el boulevard de la ciudad de Guantánamo y más allá, hoy, después de cada ejercicio práctico…
…el valor de la ciencia, la antropología aplicada a la danza y la posibilidad de fundir desde esa proyección la danza moderna con la folclórica…te acude a la mente en medio de tanto mundo allá arriba, en el fondo, en el calor, en la frialdad por donde anduviste, que esa quimera le acarició el alma y trajo a Cuba para siempre a la bailarina y maestra neoyorkina Elfriede Mahler al fundar Danza Libre…Dijo que era posible y lo hizo.
…No es el color de tu piel ni tu cabello rizado y hard, piedra de tropiezo para que salga la danza moderna en Cuba del actual impasse, aunque el profe hace responsable a los problemas raciales de la manera en que esos impedimentos cierran puertas y gestan ojerizas y resentimientos…
Vuelves al tabloncillo y te sitúas en el lll Encuentro de Jóvenes Coreógrafos clausurado hace pocas horas y vives tú también el “techo sonoro” elegido para lograr lo sublime en la geografía de cada bailarín durante la emisión del mensaje sobre la base de la historia, los orígenes, la estética y disciplinas que para dominar ese universo, una forma superior de conducir con resultados las clases de danza….
Frente a mí, en toda su dimensión y sabiduría, el bailarín, coreógrafo, director artístico e investigador cubano Pajares y su principio de atender las raíces, el folclor cubano dar la imagen de lo universal y defender el futuro de la danza moderna en Cuba, próxima al aniversario 70 de su fundación por el destacado Maestro Ramiro Guerra. Lo adelanta el docente empapado en sudor y satisfecho de compartir lo sus experiencias. El sostiene que para reflejar los cultos sincréticos y la identidad danzaria de la Isla es ineludible estudiar, investigar, que se formó con clases técnicas en estos bailes religiosos, but increíblemente no está incorporado al sistema nacional de educación de la danza y por eso teme que se pierda el proyecto, la escuela, la idea del Maestro Ramiro Guerra, Elfriede Mahler, Lorna Burshall y otras personalidades que con al triunfo de la Revolución Cubana echaron a andar una mirada diferente, novedosa, válida, con rigor científico.
¿Estaremos viviendo un proceso regresivo?, se pregunta melancólico el artista, más confía en que se levantarán nuevos coreógrafos/investigadores frente a quienes ignoran la dramaturgia de la danza, la teoría, también hacen falta e imparten clases empíricas y muestran sólo lo que conocen.
“A veces salen del ISA, con muchos baches y problemas, porque además del ballet hace falta lo otro y entones la cargada técnica no se da…esos jóvenes no quieren oír, ni desean la confrontación: es lo que ellos saben y punto”
A pesar de todo, Guantánamo es una ventana a la continuidad de la experimentación porque existe voluntad de los artistas y de las autoridades. Menciona con respeto a Alfredo Velázquez, el fallecido director de Danza Libre. Y promete:”Quiero montar en la provincia “Ancestros” con la Compañía Médula”
Mi blog opina que la escuela de Danza en Cuba puede y debe aprovechar al máximo la metodología científica del profesor Pajares sobre una fuerte plataforma, adecuarla a los programas lectivos de la Universidad de las Artes en esa disciplina. Lo contrario sería negar el desarrollo y desestimar la otredad de la útil y necesaria propuesta. Lo otro: sería el mejor homenaje que pudiera darle nuestra nación al Maestro Ramiro Guerra.

Gracias, Pajares por su devoción hacia la pedagogía en la Danza y el modo de defender la identidad nacional, la igualdad social, el futuro de la academia, desde la perspectiva de la Comisión Aponte para defender la racialidad a partir de la visión del arte.

Anuncios