Rosita….

Tomo de Cubadebate un fragmento de la entrevista a Rosita Fornés en sus 95 a este 11 de febrero,, por la admiración que siempre he sentido hacia quien en sus visitas a Guantánamo ha demostrado ser la que es y la que dicen que es. Muy auténtica. Muy especial. La misma en escena que fuera. Felicidades,Rosita.

Cuando aquella joven, una adolescente casi aún, apareció en el escenario como parte del elenco de El asombro de Damasco, ya había decidido que los aplausos serían parte de su vida. Había nacido en Nueva York, en 1923, pero resulta imposible hoy imaginarla fuera del apretado grupo de artistas que los cubanos reconocen como suyos, como parte de ese orgullo que es capaz de reinventar anécdotas y biografías para concederles cierto aire de leyenda. Rosita Fornés había participado ya, para ese entonces, en La corte suprema del arte, donde ganó el premio cantando La hija de Juan Simón, y también en una de las primeras películas habladas de nuestra cinematografía: Una aventura peligrosa. Pero su debut como profesional fue con aquella obra, en junio de 1941.

Ella cuenta que al terminar la representación en el Teatro de la Comedia recibió el elogio de un señor de gran estatura. En todos los sentidos del término: era Ernesto Lecuona. Tal vez pocos puedan recordar hoy en qué punto del Paseo del Prado se levantaba ese coliseo. Por suerte, con mucha más certeza, podemos recordar quién es esta mujer, que ahora llega a la venerable edad de 95 años sin dejar de ser el asombro que desde entonces la acompaña.

No quiero escribir estas palabras como quien redacta una nota o una ficha de catálogo. Ni las fechas, ni las precisiones de la crítica, pueden dar fe de lo que Rosa Fornés ha ido legándonos a lo largo de su extensa trayectoria. Hermosa, rubia, de ojos verdes, con una voz de soprano que le ha permitido abordar géneros como la canción, la balada, la zarzuela o la opereta (ella ha sido nuestra mejor Ana de Glavary, nuestra más feliz intérprete de La casta Susana), el asombro que proviene de ella tiene que ver con su capacidad de reinventarse. Cierto es que una imagen muy poderosa nos la devuelve arropada en vestuarios de fantasía, colmados de lentejuelas, con un célebre abanico de plumas que en algún momento tuve en mi mano, y descendiendo una escalinata de utilería con un garbo que recuerda al de Audrey Hepburn en su aparición junto a la Victoria de Samotracia en aquel famoso filme, mientras canta Otro amanecer, de Meme Solís, uno de sus compositores más fieles, como lo hacen las estrellas de verdad: sin bajar la vista para no fallar en su descenso.
Es la Rosa Fornés que aparecía como anfitriona en Desfile de la Alegría, y esa silueta tan popular también le acarrearía varios problemas a partir de los años 60, cuando regresa a Cuba tras un paso seguro por México y España.

Anuncios

Un pueblo que quiera ser nuevo necesita producir un teatro original

La artista cubano/ecuatoriana Ana María Salas, creadora de Toqui, vendrá a Guantánamo y eso es noticia, no sólo porque refrenda el grado de convocatoria de la edición 28 de la Cruzada Teatral Guantánamo/Baracoa, sino por lo que significó su “hijo”, el títere más conocido de Cuba en los 80 del pasado siglo, después de Amigo y sus Amiguitos (al menos que yo recuerde).
El acontecimiento está programado para la segunda etapa de la incursión cultural, que comienza del 14 de febrero al 2 de marzo … ella arribaría a Cuba según lo previsto a partir de este 12 de febrero.
Antes de su conferencia en nuestra provicia, seguramente muy concurrida, me gustaría recordarles la imagen de aquella marioneta y la definición que de Toqui ofrece la emigrada en Ecuador y amante de ambas naciones:
El nombre de este muñequito es Toqui, en realidad el nombre invertido de la capital Quito, Ecuador. Toqui enganchó a grandes y chicos con sus viajes a través de la historia donde su amiga “la Mariposita” lo transportaba. …
Gracias a las Artes Escénicas de la Isla por estos contactos que acercan cada vez más a los pueblos de nuestra América y por su objetivo de que esta sea la Cruzada más mediática. Participan artistas de Uruguay y Colombia, compañías de distintas partes del país y los nuestros: Ríos, La Barca, Guiñol y Carpandilla.
“Un pueblo que quiera quiera ser nuevo,escribe José Martí, necesita producir un teatro original”.Guantánamo tene el suyo: la Cruzada por serranías del territorio en busca al espectador…no sólo lo espera en salas cerradas. Enhorabuena.

Una fiesta al estilo de los guantanameros

Nuestra ciudad perfecciona un proyecto concebido a su gusto, a su estilo, a su modo: Fiesta a la Guantanamera, esta vez del 15 al 18 de diciembre para disfrutarla de punta a punta sin interferencias y sí con mucha renovación.
Ya el público saborea la posibilidad de ver en el teatro Guaso la compañía Habana Compas Dance, bailar con Mayito Rivera y Osdalgia y apreciar la intencionada interacción de los colectivos invitados con los artistas de la provincia.
La apertura no será en la calle, sino en la concha del Parque José Martí en espectáculo para sintetizar Estampas de mis raíces: trova, changüí, declamaciones…
Y los días correrán con el Reencuentro entre amigos: Ballet Folclórico Babul y Banrará, o lo que es lo mismo: juntos los maestros Isaías Rojas y Ernesto Llewelin”…La vida transcurrirá durante esas jornadas en medio de los debates del evento teórico sobre el Trabajo Cultural Comunitario, Desafíos y Responsabilidades del Drc. Jesús Guanche, un panel sobre cultura, patrimonio, identidad caribeña y venezolana (con amigos de ese país presentes) y el ya esperado Simposio sobre el Patrimonio de los Pueblos del Caribe.
Pero la celebración es más: venta de libros, funciones en el teatro Guiñol,…la conferencia El patrimonio documental y la memoria de la nación…Noche de Moda en el Pabellón Guantánamo y un momento también exclusivo: Un documental acerca de la presencia de Fidel en este territorio y la presentación de la revista Honda # 50 dedicada por completo a Guantánamo con autores de esta parte de la Isla.
Fiesta a la guantanamera es una cita popular, retrato de las tradiciones de la provincia y para administrarla a la medida del gusto y del tiempo, cada día tendrá su propia dimensión. Así sea.

Una fiesta al estilo de los guantanameros

Desde 1995 nuestra ciudad vive un proyecto concebido a su gusto como pueblo, a su estilo, a su modo: Fiesta a la Guantanamera, esta vez del 15 al 18 de diciembre para disfrutarla de punta a punta sin interferencias y sí con mucha renovación.
Ya el público saborea la posibilidad de ver en el teatro Guaso la compañía Habana Compas Dance, bailar con Mayito Rivera y Osdalgia y apreciar la intencionada interacción de los colectivos invitados con los artistas de la provincia.
La apertura no será en la calle, sino en la concha del Parque José Martí en espectáculo para sintetizar Estampas de mis raíces: trova, changüí, declamaciones…
Y los días correrán con el Reencuentro entre amigos: Ballet Folclórico Babul y Banrará, o lo que es lo mismo: juntos los maestros Isaías Rojas y Ernesto Llewelin”…La vida transcurrirá durante esas jornadas en medio de los debates del evento teórico sobre el Trabajo Cultural Comunitario, Desafíos y Responsabilidades del Drc. Jesús Guanche, un panel sobre cultura, patrimonio, identidad caribeña y venezolana (con amigos de ese país presentes) y el ya esperado Simposio sobre el Patrimonio de los Pueblos del Caribe.
Pero la celebración es más: venta de libros, funciones en el teatro Guiñol,…la conferencia El patrimonio documental y la memoria de la nación…Noche de Moda en el Pabellón Guantánamo y un momento también exclusivo: Un documental acerca de la presencia de Fidel en este territorio y la presentación de la revista Honda # 50 dedicada por completo a Guantánamo con autores de esta parte de la Isla.
Fiesta a la guantanamera es una cita popular, retrato de las tradiciones de la provincia y para administrarla a la medida del gusto y del tiempo, cada día tendrá su propia dimensión. Así sea.

Agasaja Guantánamo a Lesbia Vent Dumois

Después de un útil intercambio con los creadores de la provincia, la distinguida artista de la plástica Lesbia Vent Dumois, Premio Nacional de Curaduría, recibió un homenaje de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC en Guantánamo.
En la Sala Celosía de la sede, Jorge Núñez Motes, presidente de la organización en el territorio, obsequió a la pintora, dibujante y escultora, una bella pieza en madera, elaborada por Alexander Gámez Fuentes, y concebida para los fundadores de la UNEAC a propósito de su trigésimo aniversario en esta parte de la Isla.


La también presidenta nacional de la Asociación de Artistas de la Plástica visualizó junto a los participantes e invitados al encuentro, un corto sobre el desarrollo en Guantánamo de esa manifestación de la cultura y seguidamente la muestra digital de la exposición titulada Fidel es un país, de la propia fundadora y miembro Emérito de la UNEAC.
En entrevista exclusiva para CMKS, Lesbia Vent Dumois ponderó el talento de los creadores de la plástica en el oriente cubano, la conveniencia del intercambio y promoción de las obras fuera del entorno local, así como la fundamentación teórica de los proyectos artísticos para hacerlos viables.

Tiempos y guarismos de Fidel en Guantánamo

Era habitual verlo en 1959 con el bolsillo repleto de cartas y mensajes de gente humilde y apercibida de la diferencia con respecto a los políticos de turno y uno de esos contrastes era la juventud y profundo pensamiento del líder.
Ya el 3 de febrero a menos de un mes de su entrada triunfal a La Habana estaba el indiscutible adalid de la Revolución en Guantánamo, con pormenores de la Reforma Agraria y de la vida nueva.
Regresaría 24 veces más en recorridos de trabajo, por lo apremiante que para él fue siempre el desarrollo de la remota provincia como llamara en 1985 a esta región oriental donde también recordaría que al triunfo de la Revolución Guantánamo era el tercer mundo de un país del tercer mundo y fundamenta el porqué del aserto: otras partes de la Isla tenían un mayor desarrollo.
Y para demostrar el cambio halaga el flamante Hospital Agostinho Neto, el Hotel Guantánamo, el primer edificio de 18 plantas y las viviendas del Caribe, obras impensables antes.
En el acto nacional por el aniversario 32 del Moncada, Fidel evoca en la recién inaugurada Plaza Mariana Grajales (frente a guantanameros e invitados foráneos) que aquí no existían embalses y ahora la región cuenta con presas de elevada capacidad de acumulado como La Yaya.
Fidel describe entonces un Guantánamo que reportaba en 1959 los más altos índices de analfabetismo de la nación y la increíble tasa de mortalidad infantil de 100 por cada mil nacidos vivos.
En ese 26 de julio de 1985 el dirigente define a Guantánamo como primera trinchera, califica de heroicos los poblados de Caimanera y Boquerón e indica cómo enfrentar los 3 grandes enemigos de la provincia: éxodo de la población rural hacia la ciudad, sequía y salinidad de los suelos.
Resalta las luchas campesinas de los años 30 en Realengo 18, episodios publicados por Pablo de la Torriente Brau, el mérito de la región como capital del Segundo Frente Oriental Frank País, modelo de organización y eficiencia, bajo las órdenes de Raúl.
También sueña desde el alto del Quimbuelo un jardín productivo en el Valle de Caujerí y con el Poligráfico Juan Marinello consolida la apertura industrial de esta parte de la Isla, mientras en Playita de Cajobabo, protagoniza un homenaje solemne a José Martí al tomar con firmeza la bandera cubana el 11 de abril de 1995, el mismo día y a la misma hora en que cien años antes desembarcara el Apóstol al servicio de la Guerra Necesaria.
Por su m percepción llena de sabiduría, Fidel Castro Ruz, el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, conocía más a Guantánamo que nosotros mismos.

La joya de Julián

Julián Centeno Navarro atesora una prenda que no se vende ni se compra; tampoco es reparable ni aparece en vitrina alguna de su establecimiento…en cambio es visible en la puerta del local (calle Paseo, entre Martí y Pedro Agustín Pérez) y atracción de los transeúntes que a veces consideran inconexa la relación entre la alhaja y un sitio de ese tipo.
El cuentapropista, también realizador de audiovisuales revela: “Nunca pensé que esa foto de Fidel causara tanto impacto…Hice el montaje a propósito de los 91 años de edad que el líder hubiera cumplido el pasado 13 de agosto y completan la estampa de su rostro tranquilo una rosa verde que insinúa el grado de Comandante en Jefe que él llevará eternamente. Debajo una inscripción: Club martiano Mano de Valientes”.
P: ¿Cuándo decide Ud. colocar el retrato a la entrada de su casa-taller?
J: Fue el mismo 13 de agosto, día en que la Junta Directiva Provincial de la Sociedad Cultural José Martí celebró aquí el onomástico de Fidel, sobre la base de que a los héroes se les recuerda sin llanto. Asistieron además, integrantes de ese club martiano que presido desde 2014. Y ahí ha permanecido la imagen.
P: ¿Usted conoció personalmente a Fidel?
J: Lo vi cuando yo era estudiante… alto, de piel rosada, eso no lo olvido…nos pasó por el frente, saludó. Estoy muy vinculado a su trayectoria… nuestra sociedad cultural estudia y promueve no sólo la vida y obra del Héroe Nacional de Cuba José Martí, sino también el pensamiento de Fidel y de los próceres latinoamericanos y universales.
P: Y su club?
J: Asume esa propia línea y disponemos de libros, películas, videos, fotos y otros materiales didácticos y revolucionarios a disposición de quienes necesiten de ellos. Entre esa reserva contamos con la película cubana Martí: el ojo del canario…
P: Entonces su joyería contiene algo más que prendas de oro y plata…
J: ¡Si usted lo dice…¡
El trabajador no estatal cierra la puerta de su negocio para abrirla mañana temprano, mientras el retrato de Fidel queda afuera, detrás del cristal, resguardado por los que pasan a cualquier hora y miran curiosos al Fidel verde retoño convertido en la mejor alhaja de la joyería de Julián.