Los cruzados hacen historia…

El recorrido de los artistas en la más oriental de las provincias cubanas por las serranías, del 28 de enero al 3 de marzo, es un ejemplo del creador en función de la comunidad, estrategia que suma a otros, expresó Othoniel Morfis, miembro de la Comisión Nacional de Trabajo Comunitario de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC, en vísperas de la partida de la Cruzada Teatral Guantánamo/Baracoa hacia seis municipios.cruzada-1
Morfis calificó la idea como un laboratorio viable para que los campesinos y su familia disfruten de un arsenal de funciones de primera calidad, interpretadas por actores del territorio, de los circuitos del país y de otras partes del mundo, lo cual es un lujo.
El especialista resaltó los aportes de la original forma de buscar al espectador y compartir su vida en el campo, lo que permite adentrarlo en talleres de creación del arte titiritero y otros secretos de la escena, un intercambio a cielo abierto.
A 27 a;os de constituido el proyecto, dos de sus fundadores, Gertrudis Campos y Rafael Rodríguez, destacan que por el grupo pasaron ya cinco generaciones, incluidos jóvenes de los asentamientos visitados, fruto del trabajo comunitario y garantía de la continuidad.
cruzada-3Los actores itinerantes interactúan en los últimos tiempos con proyectos de Brasil, Dinamarca, México y Colombia, entre otros países, así como de La Habana, Holguín, Granma y la presencia en varias ocasiones de Armando Morales, padre de los titiriteros en la Isla, Julián González, Alberto Curbelo, María Paula Gabupsi, y otras personalidades nacionales y extranjeras.
cruzada-4
Algunos de los premios y reconocimientos entregados hasta el momento a los participantes del recorrido son: la Distinción Elena Gil, Utilidad de la Virtud, Réplica del Machete de Máximo Gómez, Premio del Barrio, Abdala y Abril y la estatuilla de la Fama
cruzada-5La Cruzada Teatral Guantánamo/Baracoa, surge durante los momentos más difíciles del período especial para cubrir necesidades recreativas de la población, particularmente en abruptos lugares de la provincia más montañosa de Cuba y cuenta desde entonces con el respaldo logístico del Poder Popular y el Consejo de las Artes Escénicas, entre otras instituciones