Prioridad del estado cubano para el libro y la lectura

Cuba es un país privilegiado por la atención que presta el estado al libro y la lectura, primacía que exige el perfeccionamiento de la política editorial, confirmaron anfitriones e invitados a la Fiesta del Libro Unión, cuyas sesiones transcurren en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) de Guantánamo hasta el día 10.
Se trata de retos que constituyen un ciclo contínuo, natural, sobre la base de estéticas, normativas y puntos de vista, sin una necesaria tendencia predominante, pero urge aliviar el gasto del país en este frente de la cultura con iniciativas que favorezcan ingresos, aseguró Daniel Díaz Mantilla, editor y escritor de la Editorial Unión.
Al referirse al declive del hábito de leer, el experto convocó a la nueva generación de autores cubanos a presentar novedades temáticas y estilísticas para cubrir expectativas y despertar interés por estas opciones que representan un bien cultural.
Rodolfo Tamayo, escritor y director de la Editorial Caserón resumió la rigurosa trayectoria y autonomía de ese sello en Santiago de Cuba, al seleccionar los libros de mayor calidad y posible demanda, desde un texto con recetas de cocina hasta volúmenes de alto valor literario.
Dar jerarquía a los escritores de renombre sin compromisos ni paternalismo y la proyección de estrategias hacia una visión nacional desde la provincia de Pinar del Río, fue la experiencia compartida por Carlos Fuentes, escritor y director de la editorial Cauce, de Pinar del Río.
El Mar y la Montaña también formó parte de las impresoras Riso, creadas en el año dos mil para atender el potencial de escritores de cada provincia y contó con el apadrinamiento de la casa editorial Oriente de Santiago de Cuba, expuso Cecilia Elías, especialista principal de la institución.
Agregó que como resultado de ese proyecto Guantánamo ha publicado más de trescientos títulos en las colecciones Polímita y Managüí, entre otras, a un elevado costo situación que exige de gestiones y propuestas atractivas de acuerdo con las necesidades o gustos del lector y de un apropiado sistema promocional desde el autor hasta la red de librerías.

Cumplir con la política editorial …difícil, pero posible…

¿Se cumple la política editorial en Cuba? La pregunta desató el criterio durante la apertura de la Fiesta del Libro Unión en el espacio de debate literario LA PIEDRA EN EL ZAPATO, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Guantánamo.
Un panel integrado por los poetas y editores Mireya Piñeiro Ortigosa y José Raúl Fraguela Martínez, junto al escritor Eldys Baratute Benavides, profundizó en los inicios, evolución y transformaciones de las editoriales cubanas.
Piñeiro dijo que con el surgimiento de la imprenta nacional la Revolución puso al alcance del pueblo la emblemática obra El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha para elevar la cultura popular y destacó el edificante perfil de Letras Cubanas, Ciencias Sociales, Huracán, Gente Nueva y Unión, entre otras casas editoras y la flexibilidad lograda en temáticas y géneros.
Defendió la conveniencia de un manual de teoría literaria destinado a los principiantes en un acompañamiento que permita descubrir y guiar a los escritores sin dejar a la espontaneidad los intereses de las editoriales de acuerdo con su perfil.
Fraguela coincidió en que los actuales cambios favorecen la posibilidad de publicar a extranjeros y el rescate de cuentos y relatos de autores como Manuel Cofiño López, sobresaliente en el reflejo de la épica revolucionaria.
Para Eldys Baratute la política editorial del país se ha sustentado en una dinámica de emergencias y sus transformaciones dependen del contexto socioeconómico de cada momento y recordó que muchos libros fueron engavetados durante el período especial hasta su publicación más adelante.
No obstante, valoró la pertinencia de estudios que respalden las decisiones de las editoriales sobre contenido y forma, observatorio que debe abarcar la comercialización como destino final y anunció que en ese sentido la editora guantanamera El Mar y la Montaña dispone ya de propuestas para el próximo año.

La Fiesta del Libro Unión en la más oriental de las provincias cubanas propone para este jueves un intercambio sobre Actualidad y retos de las políticas editoriales y finaliza el sábado.
Participan como invitados Daniel Díaz Mantilla, escritor y editor de la editorial Unión, Carlos Fuentes, editor y director de la editorial Cauce y Rodolfo Tamayo, escritor y director de la editorial Caserón de Santiago de Cuba.

Desde este miércoles en Guantánamo Fiesta del Libro Unión

Por Dayamis de la Cruz, especialista de la UNEAC en Guantánamo

Del 6 al 10 de noviembre próximos el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Guantánamo desarrolla La Fiesta del libro UNIÓN, evento convertido en celebración de los sellos editoriales de la UNEAC
Cada cita ha conseguido a lo largo de sus casi 20 años reforzar la visibilidad en elterritorio, de los libros y autores de estas casas editoras y ha propiciado que los escritores guantanameros conozcan –y se mantengan actualizados— sobre sus políticas editoriales.

Este 2019 Guantánamo acoge a los sellos editoriales UNIÓN, Cauce y Caserón, de la UNEAC, junto a Ediciones Holguín y El mar y la Montaña, editoriales de Holguín y Guantánamo respectivamente, con el propósito —sostenido desde su creación— de que sus representantes se acerquen al movimiento autoral de la provincia más alejada de los principales polos promocionales y que, a partir de dicho encuentro y de los espacios de diálogo convenidos, se generen nuevas oportunidades de publicación.

La fiesta tiene un variado programa de actividades poniendo énfasis en las presentaciones de los libros y las revistas de dichos sellos editoriales. Se hará extensivo a instituciones culturales y espacios públicos como escuelas, universidades, centros de trabajo, entre otros, de manera que estos libros y autores sean ampliamente promovidos entre los lectores del territorio.

Propone también un acercamiento a la vida y obra de los escritores y especialistas invitados Lourdes González (escritora y directora de Ediciones Holguín), Carlos Fuentes (director de la editorial Cauce), Daniel Díaz Mantilla (escritor y editor de UNIÓN), Rodolfo Tamayo (escritor y director de la editorial Caserón) y los guantanameros José Ramón Sánchez (poeta) y José Sánchez Guerra (historiador), en el espacio Entrelíneas.

El público podrá conocer y debatir acerca de la Actualidad y retos de las políticas editoriales, a través de un panel conducido por el escritor y editor José Raúl Fraguela, así como en la conferencia ¿Tiene la poesía un valor real?, a cargo de Daniel Díaz Mantilla y el espacio El camino inmediato, donde se creará un punto de encuentro en el cual puedan, lectores y escritores, conocer sobre los proyectos profesionales y la obra publicada tanto de los invitados como de los escritores guantanameros.

Serán presentados los títulos La sombra del paisaje y Escripturas, de Lourdes González, por Mireya Piñeiro y Risell Parra, respectivamente; Templos y turbulencias y El salvaje placer de explorar, de Daniel Díaz Mantilla, por Miladis Hernández y Yordis Monteserin, en ese orden; Fernando quiere saber y Petrushka, de José Raúl Fraguela, por Sobidelia Iglesias; Marginalia, de Ana Luz García, por José Ramón Sánchez; el último número de la revista La Gaceta de Cuba por Jorge Núñez Motes; así como Extremo Oriental, selección de José Ramón Sánchez y Doctor Jané el desconocido, de José Sánchez Guerra, por sus autores.

Como parte de esta Fiesta de los sellos editoriales de la UNEAC, serán presentadas las tres últimas cápsulas promocionales realizadas a Margarita Canseco, Alejandro Hartman y Eldys Baratute que completan el proyecto audiovisual Una pupila apaisada. La clausura del encuentro está reservada para el sábado 9 a las 9:00 p.m. en el patio de la UNEAC guantanamera con el gustado espacio Bolereando, de Paula Villalón, esta vez pensado para promocionar las editoriales y los autores invitados y con la musicalización de poemas de autores del patio.

Se invita al público guantanamero a participar en la Fiesta del Libro Unión y a no perder la oportunidad de obtener el poemario Templos y turbulencias de Daniel Díaz Mantilla, catalogado de distintivo dentro de la lírica cubana contemporánea por su profundidad conceptual, su excelente factura formal en el cual mezcla sonetos, haikus, décimas, versos libres y textos en prosa; o el texto La sombra del paisaje, de Lourdes González, donde la escritora conjuga el lenguaje contemporáneo y logra marcar el gozo de la palabra y su clara mirada personal.

Decreto ley 373, apertura al audiovisual cubano

Decido dejarlo para el final, pero Ramón Samada Suárez, presidente del Instituto Cubano de Artes e Industrias Cinematográficos, ICAIC, parece adivinarlo y me ahorra la pregunta:
“La recuperación de las salas de cine, es otro de los objetivos inmediatos de la primera institución cultural de Cuba en revolución, en este caso para disponer de locales modernos, de uso múltiple”. Y promete volver en noviembre y conocer entonces el programa que presentará la provincia para el rescate de estos inmuebles donde han cambiado de uso por diversas causas la mayoría de nuestros cinematógrafos y salas de video, mientras América, la emblemática sala de estreno lleva tiempo esperando por esa reparación capital
Mas el intercambio del directivo del ICAIC con creadores y decisores de la provincia fue la entrada en vigor el próximo 24 de septiembre del decreto ley 373 del Creador Audiovisual y Cinematográfico, sin distinciones al momento de la contratación, financiamiento y cumplimiento de las 14 de normas jurídicas que ampararán la producción de películas, animados, teleseries, efectos especiales, y otros productos para TV y Cine.
“La capacidad que se abre es extraordinaria”, precisa Samada, luego de resaltar lo ventajoso de esta apertura para abrir un abanico de de contenidos para niños, jóvenes con temáticas inusitadas para el público cubano….
“Es una política para el fomento de las producciones, después del descenso a partir de los 90 de las producciones de cine”

Junto a Claudia, directora de creación artística y Carlos, asesor de RTV Comericlal fueron esclarecidas dudas sobre impuestos, importación de equipamiento con estos fines y participación de extranjeros en el proceso productivo, todo lo cual está previsto en el decreto ley.

Periodistas guantanameros por una prensa moderna y poderosa

Los trabajadores de la prensa en Guantánamo condenaron la Ley Helms-Burton durante su Asamblea provincial de Balance, la primera después del 10mo Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, UPEC, efectuado en julio del 2018.
Sobre ese firme rechazo, Enrique Villuendas, funcionario del Comité Central del Partido enfatizó en la importancia de argumentar sobre ese engendro anticubano y su inaplicable proyección contra la obra del gobierno revolucionario, porque lo impedirá el pueblo.
Reconoció el compromiso y crecimiento profesional de la membresía, el cambio en las rutinas productivas, transformaciones en el entorno digital refrendadas por Jessica Elías Domínguez y Dairon Martínez Tejeda en cuanto al periodismo hipermedial entre la emisora de radio CMKS, el telecentro Solvisión y el periódico Venceremos.
Vamos hacia un nuevo modelo de la prensa, un sistema de medios moderno, poderoso, bien estructurado, de influencia en los públicos y cercano a los intereses de cada provincia, afirmó Ricardo Ronquillo Bello, presidente nacional de la UPEC y agregó que dependerá de la manera de generar contenidos interesantes con el respaldo de la tecnología.
Adelantó que la organización ha de acentuar el trabajo vocacional en los preuniversitarios para equilibrar el natural proceso de renovación en los medios con graduados de la carrera con preparación académica a la altura del momento por la verdad de Cuba.
Durante la Asamblea provincial de la UPEC en Guantánamo, fue presentado a los periodistas guantanameros el nuevo Código de Ética, para una consulta final con vistas a su aprobación definitiva, tras modificaciones de artículos y ajustes de su contenido.

Notre Dame…

Con gusto tomo este trabajo del profesor amigo, para compartirlo con los seguidores de mi blog.
Por: Mario José Montero Campello

FOTOS INTERNET

Este lunes se produjo un incendio en la Catedral Notre Dame de París mientras se llevaban a cabo trabajos de remodelación. Entre gritos y conmoción, cientos de turistas fueron evacuados de los alrededores, sin embargo, el fuego consumió el techo de la iglesia, así como la aguja central que medía 96 metros de altura. Notre Dame es tan visitada como la Torre Eiffel y el Arco del Triunfo, pero ¿por qué esta edificación católica es tan emblemática?
El edificio fue construido entre 1163 y 1345. Su longitud alcanza los 5500 metros cuadrados: una planta cruciforme de cinco naves y doble deambulatorio.

Notre Dame en más 800 años ha sido testigo de importantes acontecimientos históricos como las guerras mundiales; así también escenario de actos relevantes para la historia francesa como la coronación de Napoleón y la beatificación de Juana de Arco.

Se ubica en el corazón de la capital francesa, exactamente en el distrito IV, en la Isla de Cité, rodeada por el Sena. Desde 1924, afuera de la catedral se encuentra el “Punto cero de la Rutas de Francia”, punto desde el que se miden las distancias de París a otras ciudades francesas.

Es el mayor exponente del arte gótico; por ello se estima que recibe más de 30.000 visitas diarias. Las gárgolas y los vitrales son lo que más atrae a los turistas.
Su órgano es uno de los más grandes de Francia. Contiene cerca de 8000 pipas, algunas datan del siglo XVIII.

Es una catedral presente en varias obras literarias como el libro de Víctor Hugo, Nuestra Señora de París, que tuvo algunas adaptaciones cinematográficas.

Para la cultura latina, especialmente, para México, es un lugar especial puesto que guarda una capilla dedicada a la Virgen de Guadalupe.

Entre las reliquias y obras más importantes que podrían estar en peligro por el siniestro están: la estatua de La Virgen de París; el órgano de Aristide Cavaillé-Coll; la escultura Piedad de Nicolas Coustou; Les Grand Mays, una serie de pinturas y poemas dedicados a la Virgen; y los rosetones (Sur y Norte) que han sido calificados como grandes obras maestras del cristianismo.

Arriba, corazones martianos…

No basta con denunciar la presencia norteamericana en Guantánamo contra la voluntad del pueblo… es necesario fundamentar lo ilegítimo de la base naval en esa bahía y la obligación de devolver a los cubanos la zona ocupada por ese enclave militar desde 1903, reflexionó este miércoles Víctor Hernández, Subdirector de la Oficina del Programa Martiano en la Asamblea resumen de la Sociedad Cultural José Martí (SCJM) en la provincia más oriental de la Isla.
La declaración secundó la propuesta de efectuar un Tuitazo Martiano en enero próximo como parte de las herramientas que ofrecen las redes sociales para promover la vida y obra del Héroe Nacional de Cuba.
Noralis Palomo Díaz, presidenta de la filial provincial exaltó el trabajo de los martianos del municipio de Baracoa, por sus iniciativas en el rescate de la historia local, uso de los medios de prensa y el modo de multiplicar clubes de base en centros estudiantiles y laborales, un brío que convoca a salvar en los Consejos Martianos Municipales el legado de los alfabetizadores en 1961.
La académica valoró también el culto permanente de la población al ideario martiano en el municipio de Imías y especialmente en Cajobabo y Guajacal, este último uno de los 13 puntos de la Ruta Martiana donde acampara el Maestro el 19 de abril de 1895.
Otras intervenciones en torno a la destacada labor de los martianos guantanameros hicieron notar el acento de la membrecía en el reciente encuentro nacional sobre los aborígenes, la acogida a niños y jóvenes en la sede de la SCJM para impartirles clases de Inglés durante el verano, así como a partir de enero repasos gratuitos de Español, Historia y Matemática con vistas a las Pruebas de Ingreso a la Enseñanza Superior.
En julio de 2019 los martianos festejarán el aniversario 130 de la entrada por Guantánamo de 20 ejemplares de la primera edición de La Edad de Oro, enviados desde Nueva York por su redactor y editor José Martí al patriota santiaguero Amador Esteva, radicado en la llamada ciudad del Guaso. La filial guantanamera tiene 82 clubes de base y 948 asociados.