LA CUERDA MÁGICA

Julián Centeno Navarro, ese avileño hecho a Guantánamo y sus costumbres, debe ser un hombre entrañable, además de sus habilidades y pasión como joyero, realizador audiovisual, creador musical y profundo martiano. Logra reunir a niños, jóvenes, maestros, promotores, instructores de arte, familiares y otros que por simpatía y curiosidad resistieron sin molestarse en la tarde del jueves último el torrencial y repentino chaparrón . Quedaron  sin asientos los que llegaron retrasados a La Cuerda Mágica, un espacio para la música destinada a los niños.
Participantes en la segunda edición: Coro Tilín Tilín, Escuela de Música, Escuela Primaria Enrique José Varona, Escuela Pedagógica, Secundaria Básica Urbana Pedro Agustín Pérez, además de los seminternados Vietnam Heroico y Aguedo Morales.
Momentos de esplendor: Los invitados al columpio y otros cerca de esa mecedora protagonista: La presencia del músico, arreglista y director de Orquesta Conrado Monier, recién galardonado con el Premio Nacional de Música de la UNEAC… Eldis Baratute, “el médico que cura con su imaginación de escritor” , quien ofreció su libro Vampiros con tatuajes raros… Loss presentes conocieron también al autor musical Hermer Hernández Matos y su obra El sapo guarapo, interpretada por Arelis Sánchez Martínez. El elefante gris y todo lo que hizo y dijo el paquidermo en escena sucedió después. Antes, miraba yo a los pequeños pintando y el profesor Ernesto Cuesta guiándolos. Me apasionó otra vez el apartado de plástica y la propuesta toda, en que niños y adolescentes son estrellas al tiempo que aprenden jugando y viceversa.
Los hermosísimos dibujos de la primera edición se exhiben en sus marcos, clara señal de la seriedad y perspectiva de un espacio  en perfeccionamiento contínuo. El disfrute es inmenso.
A pesar de la hora y las altas temperaturas muchos quieren venir cuando se gestiona en los centros estudiantiles quiénes acudirán. Y Centeno controla, ataja, guarda pan para mayo. Sobre la marcha se afina la puntería y se corrige el tiro. El ¿proyecto? ¿Iniciativa? Ya es… y está.

?Qué se traen entre manos los creadores de los medios de prensa?

La radio perdura frente a modernas tecnologías que el medio pone a su servicio por una programación ajustada a nuevas formas de decir y hacer en los productos comunicativos destinados lo mismo a la generación Z o CERO, que al adulto mayor.
En la etapa pos 9no Congreso de la UNEAC se pone el dedo sobre la llaga al no dejar para luego lo que se puede remediar o resolver cuanto antes. Los encuentros con la membresía y el contacto con la dirección provincial de la radio facilitan transformaciones en el contenido y la forma, especialmente del programa IDENTIDAD. Lo ideal sería que el espacio estuviera a cargo de miembros de la organización, para provechar talento y experiencia de la vanguardia artística. (Dígase guión, dirección, conducción, asesoría, producción).
Sobre las jerarquías artísticas, asunto también en la palestra, queda claro que depende de la obra del creador y de los resultados y por ese motivo nuestro presidente Jorge Núñez insiste en el crecimiento de la membresía en CMKS, cantera de locutores y otras disciplinas del medio en las 5 emisoras del territorio.
Integra la agenda académica de los medios a escala nacional la permanente la gestión de la radio para hacerse de nuevos guionistas, unido a cursos de locución y dirección de acuerdo con sus necesidades, pero escasean los realizadores de espacios dramatizados. La radio intenta el rescate de su Grupo Dramático, mientras utiliza actores del Teatro Guiñol para espacios como Los Pinos Nuevos.
Para que la programación dramática retome el auge de otros tiempos, CMKS urge de guionistas capaces de escribir o adaptar cuentos y novelas. Durante mucho tiempo Juan Guilarte Frómeta ha llevado sobre sus hombros ese ineludible y gratificante compromiso. Su último empeño fue la radio-novela Pedro Agustín Pérez, el hombre que salvó la Guerra del 95. Habrá que reprisarla, considera la UNEAC, como parte de su apoyo, por la aceptación registrada en 2017 y frente al vacío de esas entregas.
Los GRUPOS DE CREACIÓN (con miembros de la UNEAC y de la UPEC), siguen en pie. No sólo para la programación y los servicios informativos… las iniciativas abarcan la publicidad, imprescindible como rostro de los productos comunicativos y la personalidad artística de una institución.
En cuanto al uso de las redes sociales en el sector, la UNEAC está al tanto para contribuir con el apropiado lenguaje de Internet, favorable al intercambio de información y de ideas, desechar la banalidad, las expresiones de barricada, las palabras obscenas, el abusivo manejo de imágenes (selfie), textos que desperdician la posibilidad de esa apertura y aplicar un mínimo de semiología, coherencia y responsabilidad de lo que se publica en cada muro. Los medios de prensa están en el deber de hacerlo, ahora que los reporteros disponen de teléfonos inteligentes con datos móviles que propician inmediatez y calidad. La política al respecto está trazada: aparte del Código de Ética, los periodistas están apercibidos al firmar el Código de INTERNET.
En Guantánamo y el resto de Cuba la radio y TV trabajan intencionadamente en la memoria histórica de cuanto atesora el patrimonio sonoro y visual, otros de los asuntos tratados en el congreso de la UNEAC.
Los acuerdos del 9no Congreso no son letra muerta ni se pierden en divagaciones. Afortunadamente, como nunca antes, la UNEAC y el ICRT hablan hoy el mismo idioma con vistas a seguir creando en correspondencia con las necesidades espirituales del pueblo que va con el siglo y por tanto evoluciona también.

Una radio con mirada de 2020

El propio informe- resumen, revela toda la creatividad de los realizadores de Radio Guantánamo. Una breve edición y yo lo publicaría al aire, y en tiempo real en internet lo disfrutarían los muchos amigos que ya nos siguen y se sienten parte de nosotros, con lo que tenemos y lo que nos falta. No tapamos el sol con un dedo, pero tampco lavamos en público los trapos sucios, que siempre y donde sea, se lavan en casa.
Desde la generación CERO hasta alcanzar al adulto mayor y al resto de los públicos, trabajan los realizadores de la radio guantanamera, un medio que forja y despierta sueños, enseña a pensar y a ver con el color de la vida, la del pueblo, sin medias tintas, pero con ética, genuino como es, caracterizado por la inmediatez, omnipresencia y síntesis, para decir las cosas sucediendo, que comporta la categoría de Distinguida en la red de emisoras del país.

Una radio que trata de ser moderna sin perder lo tradicional, dice Alfonso Noya, Presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) porque se sustenta en una plataforma digital sin desechar aún la analógica) y se proyecta por el uso eficiente y eficaz de las redes sociales con soporte de computadoras y teléfonos con datos móviles, la aspiración de un mayor ancho de banda como garantía de adecuada conectividad. Recordó que en el campo de las ideas es prioritaria la defensa de las conquistas de la patria cubana por parte de los medios de prensa, frente a la escalada imperial para desmontar el reflejo verdadero de la realidad cubana.
Otras aspiraciones del colectivo (periodistas, realizadores de sonido, traductores, informáticos, locutores, asesores, directores artísticos y otros) consisten en establecer y compartir un marco virtual para consultas al momento de la navegación y otras aplicaciones durante la rutina laboral derivadas del empuje de la propia tecnología. Eso es evolución, dar el salto en contenido y forma por una superior calidad, indica Onelio Castillo Corderí, Director de la Radio Cubana.
Con la visión martiana de una planta que posee todos los reconocimientos de la Sociedad Cultural José Martí, los trabajadores de CMKS se pronunciaron también por el rescate y conservación de la memoria radial (historia, fotos, grabaciones…) y coincidieron con las reflexiones de Rafael Pérez Fernández, miembro del Comité Central y primer secretario del partido en la provincia al convocar a crecer igualmente en cuanto a la cultura política que demandan estos tiempos, para el correcto enfoque de cada mensaje, en medio de la agresividad del imperio como parte de la guerra mediática y otras vías tan agresivas y criminales como el bloqueo económico, comercial y financiero de once administraciones de los Estados Unidos contra Cuba

Evalúan cumplimiento en Guantánamo de los acuerdos del 9no Congreso de la UNEAC

La cruzada teatral Guantánamo-Baracoa tiene un resultado brillante, excelente, valoró el secretariado nacional de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, al intercambiar con creadores, funcionarios e invitados en Guantánamo, donde evaluó los resultados del trabajo después del 9no Congreso, ruta despejada y concreta para respaldar el desarrollo de los procesos culturales.


Luis Morlote Rivas, presidente de la UNEAC dijo que este contacto en todo el país es un ejercicio de aprendizaje para acortar el camino en el afán de cumplir los acuerdos de ese foro y atender planteamientos de la membresía, lo cual evidencia mucho trabajo en estos 5 años.
Recordó que el ritmo de este nuevo sistema de trabajo ha tenido el acompañamiento del presidente cubano Miguel Díaz Canel y resaltó el esperado rescate y ampliación del Centro de Investigaciones Musicales (local que fuera la casa de la familia Inciarte), entre otras acciones detalladas por Jorge Núñez Motes, presidente de la UNEAC en la provincia.

En ese sentido mencionó las intervenciones constructivas iniciadas en la casa natal del poeta Regino Eladio Boti, Monumento Nacional, acciones en el Zoológico de Piedra que continuarán con la presencia en breve de restauradores de las esculturas, jerarquías artísticas, perfeccionamiento de las actividades de la sede, aporte en la educación artística, incorporación de los periodistas a la crítica artística e influencia en la obligación de frenar el mal gusto y la banalidad en espectáculos o espacios públicos.


Se refirió además a talleres y otros debates frente a la mala dicción, intrusismo profesional, faltas de ortografía en redes y medios audiovisuales, así como el contacto y las relaciones de trabajo establecidas con las editoriales del país.
El secretariado nacional de la UNEAC exaltó las estrategias de la filial de Cine, radio y TV hacia un mejor desenvolvimiento de las especialidades e instó a que los medios aprovechen a la membresía para consultar, oír sus criterios y recibir de ellos el apoyo creativo. acompañamiento.
Durante la jornada se produjo la pre-inauguración de la Sala de Exposiciones Celosía en la sede de esa institución de creadores.

Prioridad del estado cubano para el libro y la lectura

Cuba es un país privilegiado por la atención que presta el estado al libro y la lectura, primacía que exige el perfeccionamiento de la política editorial, confirmaron anfitriones e invitados a la Fiesta del Libro Unión, cuyas sesiones transcurren en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) de Guantánamo hasta el día 10.
Se trata de retos que constituyen un ciclo contínuo, natural, sobre la base de estéticas, normativas y puntos de vista, sin una necesaria tendencia predominante, pero urge aliviar el gasto del país en este frente de la cultura con iniciativas que favorezcan ingresos, aseguró Daniel Díaz Mantilla, editor y escritor de la Editorial Unión.
Al referirse al declive del hábito de leer, el experto convocó a la nueva generación de autores cubanos a presentar novedades temáticas y estilísticas para cubrir expectativas y despertar interés por estas opciones que representan un bien cultural.
Rodolfo Tamayo, escritor y director de la Editorial Caserón resumió la rigurosa trayectoria y autonomía de ese sello en Santiago de Cuba, al seleccionar los libros de mayor calidad y posible demanda, desde un texto con recetas de cocina hasta volúmenes de alto valor literario.
Dar jerarquía a los escritores de renombre sin compromisos ni paternalismo y la proyección de estrategias hacia una visión nacional desde la provincia de Pinar del Río, fue la experiencia compartida por Carlos Fuentes, escritor y director de la editorial Cauce, de Pinar del Río.
El Mar y la Montaña también formó parte de las impresoras Riso, creadas en el año dos mil para atender el potencial de escritores de cada provincia y contó con el apadrinamiento de la casa editorial Oriente de Santiago de Cuba, expuso Cecilia Elías, especialista principal de la institución.
Agregó que como resultado de ese proyecto Guantánamo ha publicado más de trescientos títulos en las colecciones Polímita y Managüí, entre otras, a un elevado costo situación que exige de gestiones y propuestas atractivas de acuerdo con las necesidades o gustos del lector y de un apropiado sistema promocional desde el autor hasta la red de librerías.

Cumplir con la política editorial …difícil, pero posible…

¿Se cumple la política editorial en Cuba? La pregunta desató el criterio durante la apertura de la Fiesta del Libro Unión en el espacio de debate literario LA PIEDRA EN EL ZAPATO, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Guantánamo.
Un panel integrado por los poetas y editores Mireya Piñeiro Ortigosa y José Raúl Fraguela Martínez, junto al escritor Eldys Baratute Benavides, profundizó en los inicios, evolución y transformaciones de las editoriales cubanas.
Piñeiro dijo que con el surgimiento de la imprenta nacional la Revolución puso al alcance del pueblo la emblemática obra El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha para elevar la cultura popular y destacó el edificante perfil de Letras Cubanas, Ciencias Sociales, Huracán, Gente Nueva y Unión, entre otras casas editoras y la flexibilidad lograda en temáticas y géneros.
Defendió la conveniencia de un manual de teoría literaria destinado a los principiantes en un acompañamiento que permita descubrir y guiar a los escritores sin dejar a la espontaneidad los intereses de las editoriales de acuerdo con su perfil.
Fraguela coincidió en que los actuales cambios favorecen la posibilidad de publicar a extranjeros y el rescate de cuentos y relatos de autores como Manuel Cofiño López, sobresaliente en el reflejo de la épica revolucionaria.
Para Eldys Baratute la política editorial del país se ha sustentado en una dinámica de emergencias y sus transformaciones dependen del contexto socioeconómico de cada momento y recordó que muchos libros fueron engavetados durante el período especial hasta su publicación más adelante.
No obstante, valoró la pertinencia de estudios que respalden las decisiones de las editoriales sobre contenido y forma, observatorio que debe abarcar la comercialización como destino final y anunció que en ese sentido la editora guantanamera El Mar y la Montaña dispone ya de propuestas para el próximo año.

La Fiesta del Libro Unión en la más oriental de las provincias cubanas propone para este jueves un intercambio sobre Actualidad y retos de las políticas editoriales y finaliza el sábado.
Participan como invitados Daniel Díaz Mantilla, escritor y editor de la editorial Unión, Carlos Fuentes, editor y director de la editorial Cauce y Rodolfo Tamayo, escritor y director de la editorial Caserón de Santiago de Cuba.

Desde este miércoles en Guantánamo Fiesta del Libro Unión

Por Dayamis de la Cruz, especialista de la UNEAC en Guantánamo

Del 6 al 10 de noviembre próximos el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Guantánamo desarrolla La Fiesta del libro UNIÓN, evento convertido en celebración de los sellos editoriales de la UNEAC
Cada cita ha conseguido a lo largo de sus casi 20 años reforzar la visibilidad en elterritorio, de los libros y autores de estas casas editoras y ha propiciado que los escritores guantanameros conozcan –y se mantengan actualizados— sobre sus políticas editoriales.

Este 2019 Guantánamo acoge a los sellos editoriales UNIÓN, Cauce y Caserón, de la UNEAC, junto a Ediciones Holguín y El mar y la Montaña, editoriales de Holguín y Guantánamo respectivamente, con el propósito —sostenido desde su creación— de que sus representantes se acerquen al movimiento autoral de la provincia más alejada de los principales polos promocionales y que, a partir de dicho encuentro y de los espacios de diálogo convenidos, se generen nuevas oportunidades de publicación.

La fiesta tiene un variado programa de actividades poniendo énfasis en las presentaciones de los libros y las revistas de dichos sellos editoriales. Se hará extensivo a instituciones culturales y espacios públicos como escuelas, universidades, centros de trabajo, entre otros, de manera que estos libros y autores sean ampliamente promovidos entre los lectores del territorio.

Propone también un acercamiento a la vida y obra de los escritores y especialistas invitados Lourdes González (escritora y directora de Ediciones Holguín), Carlos Fuentes (director de la editorial Cauce), Daniel Díaz Mantilla (escritor y editor de UNIÓN), Rodolfo Tamayo (escritor y director de la editorial Caserón) y los guantanameros José Ramón Sánchez (poeta) y José Sánchez Guerra (historiador), en el espacio Entrelíneas.

El público podrá conocer y debatir acerca de la Actualidad y retos de las políticas editoriales, a través de un panel conducido por el escritor y editor José Raúl Fraguela, así como en la conferencia ¿Tiene la poesía un valor real?, a cargo de Daniel Díaz Mantilla y el espacio El camino inmediato, donde se creará un punto de encuentro en el cual puedan, lectores y escritores, conocer sobre los proyectos profesionales y la obra publicada tanto de los invitados como de los escritores guantanameros.

Serán presentados los títulos La sombra del paisaje y Escripturas, de Lourdes González, por Mireya Piñeiro y Risell Parra, respectivamente; Templos y turbulencias y El salvaje placer de explorar, de Daniel Díaz Mantilla, por Miladis Hernández y Yordis Monteserin, en ese orden; Fernando quiere saber y Petrushka, de José Raúl Fraguela, por Sobidelia Iglesias; Marginalia, de Ana Luz García, por José Ramón Sánchez; el último número de la revista La Gaceta de Cuba por Jorge Núñez Motes; así como Extremo Oriental, selección de José Ramón Sánchez y Doctor Jané el desconocido, de José Sánchez Guerra, por sus autores.

Como parte de esta Fiesta de los sellos editoriales de la UNEAC, serán presentadas las tres últimas cápsulas promocionales realizadas a Margarita Canseco, Alejandro Hartman y Eldys Baratute que completan el proyecto audiovisual Una pupila apaisada. La clausura del encuentro está reservada para el sábado 9 a las 9:00 p.m. en el patio de la UNEAC guantanamera con el gustado espacio Bolereando, de Paula Villalón, esta vez pensado para promocionar las editoriales y los autores invitados y con la musicalización de poemas de autores del patio.

Se invita al público guantanamero a participar en la Fiesta del Libro Unión y a no perder la oportunidad de obtener el poemario Templos y turbulencias de Daniel Díaz Mantilla, catalogado de distintivo dentro de la lírica cubana contemporánea por su profundidad conceptual, su excelente factura formal en el cual mezcla sonetos, haikus, décimas, versos libres y textos en prosa; o el texto La sombra del paisaje, de Lourdes González, donde la escritora conjuga el lenguaje contemporáneo y logra marcar el gozo de la palabra y su clara mirada personal.