Encuentro de la crítica teatral en Guantánamo

Comenzó en la oriental provincia de Guantánamo el Encuentro con la Crítica y la presencia del Profesor y crítico Omar Valiño, director de la Editorial Tablas-Alarcos y otras personalidades de las artes escénicas en el país.
La totalidad de las butacas estuvieron ocupadas en el teatro Campanario de la ciudad que dejó a Carpandilla hacer todo lo que sabe a creatividad, mesura, dotes histriónicas bien administradas … Carpandilla, devenida NUESTRA compañía circense, ha llegado lejos sin alarde, simplemente trabajando, buscando alianzas, entrenándose y probando técnicas, códigos y recursos artísticos ajustados al nombre y los tiempos con letra mayúscula. En sus enredos ( disfrutaron con igual intensidad niños y adultos),los payasos contaron bien la historia de su propuesta y a su altura estuvieron el contorsionista, la elegancia del mago, la pareja de acrobacia…Y me atrevo a creer que sueñan con presentar también algún día en sus funciones algo de trapecio. Ya hacen historia en las tablas, es innegable

El público podrá ver por estos días hasta el sábado, a otros de los nuestros: Dramático, Teatro Guiñol Guantánamo, La Barca y las compañías Danza Libre, Danza Fragmentada y el Ballet Folclórico Babul.
!Gracias, UNEAC! Gracias a nuestro actor Ury Rodríguez Urgelles! Gracias Centro de las Artes Escénicas, por demostrar que es posible lo imposible!

Anuncios

Smith, la cocina cubana y mucho más

MI BLOG TOMA DE CUBADEBATE ESTE TRABAJO SOBRE EL ARTE CULINARIO EN CUBA

En Cuba hemos tenido varios chef de renombre a nivel mundial. ¿Dónde y cómo se forma un chef? Esa pregunta me la hago y, claro, la respuesta es una: en los fogones, quemándose, cortándose y sudando la gota gorda en el trabajo diario, entre el calor y los calderos. Pero hay que tener amor y buena mano.

Para lograr ser un buen chef, primero tiene que ser un buen cocinero. Para ser un buen cocinero, se tiene que ser buen ayudante de cocina, fregador de platos y un largo etcétera.

Si no sabes cómo cocinar, no se puede exigir ni mandar. Porque solo se sabe lo que se hace. No es en las escuelas donde se aprende la cocina, en ellas se aprenden las técnicas y se adquiere cierto grado de organización, entre otras cosas.

Cuenta Smith en el libro Yo soy el Chef:

“Cañella tenía ya unos 65 años y yo empezaba a remontar la cuesta de los 30. Me decía:

—Smith, mientras no aprendas hacer bien un plato no serás nadie.

Me aconsejaba:

—Hay que tener la cocina en la mano, Smith.

Y lo escuchaba y comprendía que tenía razón, que yo no poseía más que un dominio aceptable de la cocina y que mucho podía aprender con aquel viejo cascarrabias…”.

Para él, a cocinar y darle el sabor a la comida se aprende cocinando. Y repitiendo, una y otra vez, hasta lograr el plato deseado. Y eso se tiene en la mano, en el olfato. Un buen cocinero debe saber por el olor cuando la comida está o le falta algo.

¿Pero de dónde salen en Cuba esos grandes hombres que han puesto muy en alto la cocina cubana? De los fogones de las fondas, de las casas donde aprendieron a cocinar con las madres o las abuelas, que a su vez aprendieron de sus antecesores, de los negros y de las negras esclavas, que muchos venían de los barracones y, luego, pasaron a cocinarle a los amos; fueron quienes le dieron el punto y el sabor a la comida cubana. Muchos fueron llevados por sus amos y señores a Europa y allí perfeccionaron y enriquecieron sus saberes, para deleitar a los señores y a sus invitados en días de fiestas, banquetes y grandes acontecimientos sociales.

En el testimonio de Fredrika Bremer en el libro Viajeras al Caribe, compilado por Nara Araújo. Se ve la importancia que tenían los cocineros negros en las familias de sociedad.

—Las señoras de este país tienen muy ligeras obligaciones de ama de casa. La cocinera siempre una negra, y si es un cocinero, negro también, recibe cierta suma de dinero semanalmente para que provea la comida de la familia. Ella va al mercado y hace las compras, y escoge lo que le parece mejor, o lo que le gusta. La señora de la casa no sabe casi nunca lo que va a comer la familia hasta que está en la mesa… Pero se dice que la facultad culinaria y el placer en todo lo que concierne a la mesa es universal entre los negros, quienes comprometen su honor si no sirven una buena comida.

Otras familias hacían traer a cocineros ya con cierta fama de su saber en la cocina, pero sus ayudantes seguían siendo las criadas y sirvientas de las casas. No quiere decir que a estos le cayó del cielo su conocimiento sino que, al igual que otros, tuvieron que sudar bien duro los pantalones, cocinar, cortarse las manos, pasar trabajos para lograr y tener un nombre, un prestigio. ¡No, no les llegó del cielo! Son unos cuantos los que llegaron de esa forma a Cuba, y ya les contaré poco a poco esas historias de vida.

De los que llegaron, uno logró que su nombre se convirtiera en un nombre comercial, ¿saben ustedes de donde salió La cadena Silvaen? Del chef Silvaen Brute. Otro destacadísimo fue el chef Gilberto Smith, del cual hablé en los días cercanos a su aniversario, quien logró gran prestigio y fama internacional.

Muchos se extrañarán de algo que le relató al periodista Ciro Bianchi, cuando hizo el libro Yo soy el chef, basado en una larga entrevista a Gilberto Smith. Este le contó:

Los lunes, que era, por lo general, nuestro día franco, se reunían en mi casa los mejores chef de La Habana: Ballester, del Hotel Nacional, Rodríguez, de El Carmelo, y Lucio, su segundo, Cañellas, Bustos, del Club Americano, Barreiro, del Havana Yacht Club, Juan Rey, de Sans Souci, y allí comíamos.

Nada de especialidades, sino la comida más sencilla del mundo, nada más y nada menos que el arroz blanco, el picadillo, los huevos fritos y los plátanos tostones que nos preparaba Carmen, mi esposa.

Hay cosas de Smith, que me llamaron la atención, una era una anécdota del niño con su padre. Donde él le dice: “Algún día seré mejor cocinero que tú”. Dice que no sabe lo que hizo en la cocina, si metió la mano donde no debía, si echó más sal, lo que sí sabe que su papá con el puño cerrado le dio un cocotazo que todavía le dolía: solo tenía ocho años. Ya Smith estaba dentro de los fogones.

Hoy les traigo otra de las recetas de Gilberto Smith, lo único que quizás algunas familias no puedan encontrar son los hongos, pero los pueden sustituir por berenjena picada finamente o quimbombó. Y será una nueva receta.
Pollo suprema a lo Smith

“Yo soy el Chef”, libro del periodista Ciro Bianchi sobre la vida y obra de Gilberto Smith.

(Plato degustado por dos grandes: Jean Paul Sastre y Gastón Baquero)

Ingredientes:

Un pollo, 2 dientes de ajos, 1 cebolla, 2 naranjas agrias, ½ barra de mantequilla, 1 cucharadita de paprica, 12 champiñones, 2 tazas de caldo o consomé, ¼ litro de vino blanco seco, perejil a discreción, aceite, sal y pimienta a gusto.

Preparación:

Limpie el pollo, lave, deshuese y córtelo en cuartos. Marínelo con ajo, sal y pimienta, cebolla picada en ruedas y el jugo de la naranja agría. Dórelo en mantequilla y aceite.

Añada los champiñones en trozos y póngalo al fuego con el caldo o consomé y el vino blanco seco hasta que la salsa se reduzca.

El pollo debe quedar jugoso y lo más seco posible. Polvoréelo con perejil fino.

El congreso de la sociedad cubana

Apruebo uno de los más avanzados y humanistas pronunciamientos de los escritores y artistas de Cuba en el IX Congreso de la UNEAC: establecer diálogo, contacto, sintonías y alianzas con las mejores mentes del mundo contra la barbarie y en defensa de la Paz…Parece utopía en estos tiempos, pero señores, ! hay que intentarlo!
Siempre me ha parecido bien menos soberbia y más entendimiento.
El poeta Waldo Leyva, propone que #Cuba propicie un a conferencia Internacional en defensa de la Vida, para que nuestro país contribuya a que la región mantenga su categoría de zona de Paz.
Cerrados fueron y serán los aplausos para la doctora Graciella Pogolotti, al enfatizar en que la UNEAC tiene UN PAPEL PARTICIPATIVO ANTE LOS PROBLEMAS DE LA SOCIEDAD. cubana o cuando habló de refundar la narrativa histórica para examinar lo que somos, lo que hemos hecho hasta ahora.
No en vano ya muchos interpretan ese foro como plataforma para guiar los pasos de la creación, pero también espacio para el análisis y el debate, ahora que el imperio- reflexionó la brillante intelectual cubana-, intenta una vez más arrodillar al pueblo cubano con la Ley Helms-Burton, documento de carácter anexionista, en busca de una intervención. La cultura no puede convertirse en rehén del mercado, advirtieron otros, difundirla, para que no venga de afuera envuelto en celofán un producto nuestro.
El enfrentamiento ideológico se gana con entendimiento, pensamiento, inteligencia, y por eso es recomendable retomar las relaciones académicas, el reflejo de un país mediante las obras audiovisuales, sin que la posición del artista niegue toda la libertad de creación otorgada moral y jurídicamente a los realizadores. Pero ya Fidel dejaba claro, hace 58 años en Palabras a los intelectuales: Con la Revolución todo, contra la Revolución nada.
La crítica artística y literaria es oportuna, necesaria, en tanto las instituciones culturales existen por y para los los creadores. Detrás ha de quedar esa especie de parasitismo administrativo  y sus trabas, razonó el presidente de los consejos de Estado y de Ministros,  Miguel Díaz Canel  Bermúdez y agregó que la cultura puede y debe aportar al Producto Interno Bruto, PIB.
En fin, estamos hablando de Cuba, país bloqueado y perseguido con saña y alevosía, que persiste en cantar la patria, contarla y pintarla con originalidad por sus artistas.

Segundas partes fueron buenas

Las nuevas propuestas se ajustaron a elipsis en el mensaje y el necesario revestimiento en busca de belleza para definir a cada quien en las cápsulas televisivas correspondientes a Una Pupila Apaisada, presentadas en la UNEAC de Guantánamo, por Eldis Baratute Benavides, su guionista y productor, con el fin de dar a conocer los 14 integrantes de la Filial de escritores a la que también él pertenece.
Si la primera entrega (con dirección artística de Pedro Gutiérrez y fotografía de Alejandro Yoga) tuvo buena aceptación, la segunda será igualmente bien recibida, al destilar ciertamente mucho lirismo, sobre todo en el perfil de Annia Alejo; fuerza expresiva en el inquietante reproche de José Ramón Sánchez, por la injusta sanción de vivir en un país con el enemigo desembarcado; la capacidad de superar en imágenes, la mística presente en la poesía de Miladis Hernández; lo infinito de la búsqueda, el poder, la voz de Mireya Piñeiro y el coherente perfil del crítico de arte que es Jorge Núñez Motes.
Gracias, Eldys por la idea original. Gracias a la fotógrafa, recién egresada de la Universidad de las Artes y al benjamín de los directores del proyecto: Fernando Fraguela. Por el contenido y la forma de esas cápsulas promocionales en toda Cuba y otras partes del mundo sabrán de qué escritores estamos hablando.

Impacto social, un resultado de la UNEAC en Guantánamo

Esta provincia es un referente en el trabajo comunitario, trascendió durante la asamblea 9no Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Guantánamo, donde la membresía expresó su rechazo a la Ley Helms-Burton, engendro anticubano del imperialismo yanqui sin fundamento jurídico.
Roberto Montesino Pérez, Jefe del Departamento de Cultura y Propaganda del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, instó a enfrentar esa escalada agresiva con las armas del arte, la ética y el impacto social que caracteriza el trabajo de la organización en el escenario de la cruzada teatral serrana, próxima a su trigésima edición.
En ese espacio de reflexión y debate Luis Morlote, vicepresidente de la UNEAC y Fernando Rojas, viceministro de Cultura, subrayaron la influencia en la enseñanza artística, el permanente intercambio de la intelectualidad con los públicos y calificaron la provincia como pionera en la entrega de becas de creación para estimular la membresía.
Al calor de las intervenciones los participantes señalaron la apatía de la sociedad cubana frente a indisciplinas sociales como el ruido excesivo en horarios y lugares inapropiados, el deterioro de valores y convocaron a la vanguardia artística a tomar parte, desde la cultura en la formación y rescate de la educación formal y la decencia.
Valoraron el fruto de las alianzas intersectoriales para materializar la declaración del changüí como patrimonio de la nación, emprender el rescate de la casa natal del poeta Regino Eladio Boti, la sede de la compañía Danza Libre y próximamente algunas intervenciones en el Zoológico de Piedra.

Los artistas ponderaron el efecto de la Jornada sobre la Presencia Francesa en Guantánamo, posibilidad de promover como destino turístico las ruinas de los cafetales de esos hacendados galos, solidez de los proyectos comunitarios y exhortaron a difundir tradiciones y logros del sector en las redes sociales ante banalidades compartidas en esas plataformas.
Rafael Pérez Fernández, miembro del Comité Central y primer secretario del partido en la provincia, felicitó al nuevo ejecutivo de la UNEAC, encabezado por el crítico de arte Jorge Núñez Motes (reelecto) y corroboró la voluntad política de las autoridades locales para seguir cumpliendo juntos la política cultural, salvaguardar el patrimonio y mantener el funcionamiento de sus instituciones.
La asamblea 9no congreso de la UNEAC en Guantánamo eligió también los integrantes del Consejo Nacional (Jorge Núñez, Migdalia Tamayo y Eldis Baratute), los 5 delegados al evento y confirió la condición de Miembros de Mérito a la escritora Ana Luz García Calzada y al artista de la plástica Ángel Laborde.

Vivir y disfrutar los Conciertos de Primavera

Lástima que muchos se perdieron la excelencia del recital de apertura de la XV Temporada de Conciertos de Primavera en Guantánamo. Quizás la lluvia vespertina, pero el público asistente disfrutó del magnífico dúo camagüeyano A Piacere ( Lourdes Cepero al piano y el laureado Eduardo Campos, en el bajo. La agrupación cuenta con elogios de la crítica especializada, por su altura y maestría demostrada como dúo.

La música, la más bella forma de lo bello subió de tono con la aparición en el escenario de un invitado especial: el violinista Ariesky Guilarte. Ese arreglo musical elevó a la máxima expresión el Adagio en sol Menor, de Tomasso Albinoni.
Los invito para el viernes con los estudiantes de Música de nivel Medio, Premiados del Concurso de Interpretación, quienes tienen a su cargo el recital, mientras el sábado estarán también concertistas del territorio. No faltarán nuestras pianistas Lisandra Porto y Lisandra Rodríguez, el Conjunto de Flautas Sonus Ensemble y el clarinetista Rubén Figueroa.
Recomiendo al público administrar bien el tiempo y dejar un un momento para embellecer la vida. Siempre es posible hacerlo. Lo merecemos.
Los Conciertos de Primavera son una continuidad del Encuentro de Pianistas de los años 85 u 86, promovidos por la Maestra Antonia Luisa Cabal. Mucho antes de su desaparición física, el proyecto deviene Conciertos de Primavera, una gama de música clásica de todos los tiempos…ahora con una segunda parte, hace siete años toma cuerpo los Conciertos de Otoño, para ofrecer al público obras de siglo XX y XX1. Alma de estas entregas del arte es el flautista Axel Rodríguez Lora, bajo el auspicio de la Filial de Música de la Unión de escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)
en la provincia de Guantánamo, que también lleva de la mano una iniciativa de la pianista teresa Manzanares, el Encuentro de Voces, cada mes de enero.

Monografía de Boti en la Revista El Mar y la Montaña

Un homenaje al poeta Regino Eladio Boti Barreiro, figura relevante de la cultura cubana del siglo XX, constituye el número 12 de la revista de arte y literatura El Mar y la Montaña, presentada durante la tertulia habitual de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Guantánamo, donde nace (1878) y muere (1958) el autor de Arabescos mentales.
José Raúl Fraguela, editor de la publicación, agradeció la colaboracióndel doctor Regino Rodríguez Boti, nieto y albacea del literato oriental, al ofrecer poemas y otros materiales inéditos, entre ellos un dibujo del rostro de José Martí, apesadumbrado por la Cuba sin independencia que le tocó vivir.
El médico y escritor mencionó el tributo de su abuelo al Apóstol en una inédita, titulada Genética Martiana y una parte de esa investigación, es In memoriam, incluida en la revista, acerca del 19 de mayo de 1895 cuando el joven guantanamero listo para viajar hacia Barcelona, escucha en Santiago de Cuba el rumor de que “!Mataron a Martí!”…y siente desazón al ignorar quién es aquella personalidad.
Algún día habrá que realzar también su pasión por el magisterio, al que consagró la vida junto a su oficio de jurisconsulto, historiador, periodista, literato, acuarelista dijo, y elogió el artículo Honor a quien honor merece, en el que Boti escribe Sonetos fraternales a Pedro Agustín Pérez, adalid de la independencia y representante en Guantánamo del Partido Revolucionario Cubano designado por el propio Martí.
En la monografía, aparecen igualmente investigaciones que realzan el linaje del intelectual guantanamero por su aporte al idioma castellano, entre ellos Agonía de la pureza, persistencia y pertenencia de Regino E. Boti en la poesía cubana, de la ensayista Cira Romero, La Lengua Española en Regino E. Boti y Barreiro, de Irina Bidot Martínez, profesora de la universidad de Oriente, y Guantánamo en la obra de Boti, del investigador Ángel Aparicio Laurencio, título que data de 1928.
En un segundo momento, la novelista Ana Luz García Calzada, junto a Jorge Núñez Motes, Eldys Baratute, Miladis Hernández, (conductora del espacio fijo de la UNEAC), entre otros escritores y funcionarios de la cultura en Guantánamo, coincidieron en la superioridad de la reciente Feria Internacional del Libro con respecto a otras ediciones, acontecimiento que contó en su variedad de contenido con el respaldo de las restantes instituciones del sector y la presencia de Virgilio López Lemus y otras figuras de las letras cubanas.