El asunto está sobre el tapete….

Hace pocas horas fue presentada la Comisión José Antonio Aponte de Género y Racialidad de Guantánamo, durante el Taller Nacional para la Innovación del Trabajo Político/ideológico y educativo (del 11 al 15 de junio en la Universidad)
Los delegados recibieron una síntesis del trabajo integrador del grupo en la provincia desde su constitución en 2014, como parte del 8vo Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC.
Para muchos en este oriental territorio y otras partes del país el asunto les parece raro, a otros inusitado, mientras no falta quien pregunta encogiendo los hombros: ?racismo en Cuba? Para mi blog escogí esta poesía de Alexis Diaz Pimienta. Habla por sí sola de lo difícil de tratar y entender el tema en la Cuba socialista, donde el ser humano es lo fundamental. Me lo hizo llegar alguien, seguramente tomado de alguna publicación impresa. Gracias, lo pondré en voz del actor guantanamero Benito Heredia cada vez que se reúna la Comisión en este 2017.

En Cuba nadie es racista
En Cuba nadie es racista
hasta que te traen a casa
a un yerno que peina “pasa”
(más oscuro a simple vista).
Cuando esto pasa la pista
familiar echa candela.
La madre white se desvela.
El padre white rabia, grita.
“Y yo no sé hacer trencitas”,
dice bajito la abuela.

En Cuba nadie es racista
hasta que, lleno de antojos,
a la niña de tus ojos
un negrito la conquista.
¿Fue en la fiesta cederista?,
pregunta el padre enojado.
¡Seguro que te ha embrujado!,
dice la madre asustada.
¿No estarás embarazada?
(el hermano y el cuñado).

En Cuba nadie es racista
–quien lo diga se equivoca–
hasta el día que te toca
un Jefe “percusionista”.
Jode, hay que ser realista,
que un negro tenga poder.
Y si es negro y es mujer
entonces mucho peor
porque ante el primer error
“¡negra tenía que ser!”

Lo del racismo cubano
es racismo extraoficial,
“anticonstitucional”,
pero que siempre está a mano.
A nadie en su juicio sano
se le ocurre, o se despista,
confesar ser un racista.
Pero a nivel psicológico
hay algo que vuelve “lógico”
lo étnico-exclusivista.

Siempre está el blanco gracioso
que si ve un negro en la esquina
habla de robo y gallina
creyéndose muy chistoso.
Y es mucho más peligroso
el que bromea y se alegra
al decir que más se integra,
o que es mejor ir –¡de tranca!–
al funeral de una blanca
que a los quince de una negra.

Lo del pelo malo ajeno,
lo de adelantar la raza,
son la típica amenaza
que abona más el terreno.
“Ay, qué negrito tan bueno”.
“Parece blanco. Es decente”.
“Negro, pero buena gente”.
Todas esas frases hechas
no son frases, sino flechas
directas al subconsciente.

Y si un policía ve
en las turísticas zonas
a un grupo de diez personas
le pide al negro el carné.
Siempre es así. Yo lo sé.
Lo he vivido en la piel mía.
Lo raro es que el policía
casi siempre es negro igual.
¿Es lo psíquico-racial?
¿Será psico-antipatía?

O el que mira a una mujer
negra que exhibe un cuerpazo
y dice: “¡vaya fracaso!,
¡qué blanca se echó a perder!”
Mucho tiene que joder
aceptar la afro-belleza,
o la negra fortaleza
a no ser que llegue el día
en que la eros-energía
desconecta la cabeza.

En Cuba nadie es racista
hasta que un negro, qué mal,
se las da de intelectual
en vez de ser deportista.
Que si cultura negrista,
que si primer expediente.
Y como es inteligente
un día la suelta al suegro:
“Asere, yo no soy negro,
yo soy afro-descendiente”.

En Cuba nadie es racista
hasta que –bastante triste–
el racismo se hace chiste
y el racista es ¡qué bromista!
Manjar para el humorista
es el tópico racial.
Y nada pasa, al final
la risa es terreno franco,
el blanco tiene humor blanco
y el negro se ríe igual.

Eso sí. No todos son
racistas, faltaba más.
Hay jabao y salta-atrás
Y mulato y cuarterón…
Al que le sirva el sayón
que se lo ponga. Es castigo
lírico. Yo solo digo.
como decía Martí
“raza hay una sola” y
todos tenemos ombligo.

También algunos dirán,
que al menos en Cuba entera
ni se conoce ni impera
la sombra del Ku Kux Klan.
Que los racistas están
en desventaja gregaria.
Encomienda necesaria
para la Cuba futura:
incluir la asignatura
“Raza Martiana” en primaria.

Espacio teórico final. Concurso de Literatura y Artes Plásticas Regino Eladio Boti

Si bien Regino Eladio Boti concibió a lo largo de toda la vida (desde 18884) marinas y paisajes urbanos reales, reconocibles para cualquier guantanamero, jamás expuso en ninguna parte, tal vez porque consideraba un hobby su obra pictórica o simplemente “detritus” como definía el resultado de una de las cualidades distintivas además poeta, periodista e historiador relevante.
Ese curioso dato del multifacético creador resaltó entre los asertos del crítico de arte Jorge Núñez Motes durante su conferencia este jueves en el Consejo Provincial de Artes Plásticas, donde dejó otra inquietante pregunta: ¿complementarían sus pinturas (acuarelas, dibujos, caricaturas) una lírica que se anticipó, junto a Agustín Acosta y José Manuel Poveda a lo que sucedería después en la poesía cubana del siglo XX?
Núñez en su estudio Boti ante el cambio de siglo mostró un análisis de las posibles influencias que para su desarrollo ejercieron instituciones como la Sociedad La Luz, presencia de catalanes en la ciudad y franceses en las serranías guantanameras, el influjo de pintores españoles de la época estudiantil en Barcelona, España y los clásicos de Cuba, así como también el impacto general de la modernidad en su natal aldea antes y después de Arabescos Mentales (1913)… Boti es fuente inagotable.
Otro momento de especial interés para los artistas de la plástica, invitados y público en general, fue la conferencia del Drc. Hamlet Fernández, Problemáticas de recepción de las prácticas artísticas posmodernas. No es la obra en sí, sino el proceso de diálogo entre la obra y el receptor lo que conduce a un hecho artístico.
Los espacios teóricos terminaron con la presentación de la interesante novela de Risel Parra La canción de la noria, ilustrada con una de las pinturas de Boti, el deleite de un público interesado, atento…maravilloso, dijo el profesor Hamlet, deseoso de volver a la edición 40 del Concurso Boti, el certamen cultural más antiguo de Guantánamo.

Artistas de la plástica compiten en Salón Boti de Guantánamo

Los amantes de la plástica nos gozamos este miércoles en el Consejo Provincial de esa manifestación, con las conferencias de los invitados y en especial la del pintor y escultor Juan Luis Macei Nú;ez, de la provincia de Granma, cuya exposición personal Codigos en blanco y negro inaugurada el lunes, se mantiene en el Centro para el Desarrollo Integral de la Ciudad y esta vez, e inquietó a los creadores del territorio con un evento de esculturas ambientales de mármol en esa región desde el 2008, por iniciativa del inolvidable Comandante Juan Almeida, e impulsada después por el Héroe del Trabajo Lázaro Expósito Canto, sobre la base de una cantera de ese material. Vale la pena intentarlo y asistir a la cita bienal.

Ahora damos gracias a la ACN en Guantánamo por el siguiente reporte, tomado de los despachos de esa agencia, y en especial a la colega Yaimara Villaverde, su autora:

Cerca de una veintena de obras de pintores, escultores y artistas del lente de siete provincias cubanas se exhiben y compiten en el Salón Concurso de la XXXIX Jornada Nacional de Literatura y Artes Plásticas Regino E. Boti, que hasta el jueves tiene lugar en Guantánamo.
De buena acogida goza hoy esta exposición colectiva inaugurada en la galería del céntrico Palacio Salcines, donde permanecerá abierta hasta inicios de julio, tiempo en que el público podrá acercarse a las más recientes producciones de creadores de la provincia anfitriona, y de La Habana, Sancti Spíritus, Camagüey, Holguín, Las Tunas y Santiago de Cuba.
Piezas de pintura, grabado, escultura, instalación, fotografía y video-arte pugnan en esta muestra concurso, cuyo jurado lo integran expertos cubanos en la materia, incluidos los críticos Hamlet Fernández y Magaly Espinosa, quienes previamente seleccionaron 19 obras finalistas, de 45 enviadas a convocatoria.


Luis Muñoz, especialista en comunicación de la galería, subrayó a la ACN que la exhibición destaca por el equilibrio de representatividad entre noveles y consagrados, lo cual le aporta al certamen diversidad de estéticas y temáticas, además de favorecer el diálogo intergeneracional y el posicionamiento de propuestas renovadoras junto a las más pulidas técnicas.
Entre los artistas experimentados y asiduos a estas lides compiten ahora los guantanameros Ramón Moya, Jorge Luís Arguelles y Diorges Gamboa, mientras de los más jóvenes sobresalen, por el interés suscitado en los espectadores, la capitalina Annaliet Concepción, el santiaguero Manuel Rojas y los locales Alexei Osorio, Anelí Pupo y Halan Pulzant.
Por otra parte el público que ha acudido es variado, tanto nacionales participantes directos o no de la Jornada, como foráneos, entre estos últimos una decena de alumnos y profesores jamaicanos de la Universidad de las Indias Occidentales, por estos días en intercambio académico y sociocultural en Guantánamo.
La “Jornada Boti” comprende paralelamente la tradicional competición literaria, esta vez con una decena de trabajos en los géneros de Literatura infantil y Ensayo artístico; en tanto el programa colateral abarca presentaciones de libros, recitales de poesía, y espacios teóricos y de entrevista a los autores.
Este jueves, durante la gala de clausura en el Museo Provincial, se otorgarán los premios en las diferentes categorías.
Por varios años dentro de la Jornada anual el certamen de la plástica tuvo carácter bienal, pero desde ya -apuntan sus organizadores- recuperará su frecuencia consecutiva inicial, decisión ratificada en momento ideal, cuando se aproxima (2018) el aniversario 40 de la cita y los 140 del natalicio de Regino E. Boti.
Instituido en 1978 en el centenario de ese insigne poeta y acuarelista guantanamero, el

Maestros y jóvenes coreógrafos en Guantánamo

Gracias a la colega Dayana Mesa Giralt, periodista del semanario Venceremos por este trabajo que selecciono hoy. Resulta que mi blog celebra la presencia en Guantánamo de los maestros Fidel Pajares (Miembro de la Comisión Aponte Nacional) y de Pascual Díaz Fernández en esta cita con los jóvenes coreógrafos.

Para convertir a la ciudad más oriental de Cuba en plaza para la coincidencia de múltiples discursos danzarios del 25 al 27 de mayo se celebrará en esta urbe el tercer Encuentro de Jóvenes Coreógrafos que organiza la filial provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS).
El evento, que contará con la participación de noveles y reconocidos bailarines, maestros y coreógrafos cubanos, así como con los profesionales de las agrupaciones emblemáticas del territorio, se inscribe igualmente en el marco de la temporada de presentaciones de la Compañía Médula, de Guantánamo, a cargo del multipremiado creador Yoel González Rodríguez.
Concebido para estimular el diálogo y la confrontación de aquellos montajes más tradicionales y las prácticas danzarias experimentales de los últimos tiempos, el Encuentro se vestirá de lujo con los talleres que impartirá el bailarín, profesor e investigador camagüeyano Fidel Pajares; así como la conferencia Para un análisis semiótico de la danza, del crítico, investigador y dramaturgo pinareño asentado en Santiago de Cuba, Pascual Díaz Fernández, reservada para la mañana del sábado 27, a las 9:00 am, en la Casa de Cultura Rubén López Sabariego.

Talleres de composición, presentación de puestas en escenas y funciones en teatros y espacios citadinos de la localidad sobresalen en la programación del evento, que dará inicio en la jornada nocturna del miércoles 24 de mayo, con la graduación de estudiantes del Nivel Medio de la Escuela Profesional de Danza Alfredo Velázquez, en el Cine Teatro Huambo.

Como parte de la jornada, el próximo jueves a las 7 de la tarde en la Galería Pórtico de la Casa del Joven Creador, se inaugurará la exposición Del Punto a la Medula, del reconocido fotógrafo estadounidense Carl Moore; mientras que el viernes a la 5: 00 pm, el Boulevar de la calle Aguilera acogerá una jornada de improvisaciones, y luego en la noche, a partir de las 8:30 pm, el sexagenario teatro Guaso, en esta ciudad, abrirá sus telones a las puestas en escenas de los danzantes guantanameros e invitados.

El sábado finaliza este tercer Encuentro de Jóvenes Coreógrafos con la función que ofrecerá Médula en horario nocturno, en el propio teatro principal de la ciudad, y seguidamente, la clausura será en la Casa del Joven Creador, sede de la AHS.

Armando Hernández Hinojosa, una revelación

La Compañía de Arte Lírico en Guantánamo es una triunfadora al descubrir joyas donde nadie las hubiera encontrado: Armando Hernández Hinojosa terminaba la carrera de Ingeniería Informática en la Universidad de Guantánamo cuando el proyecto dio con él, hoy por hoy uno de sus más impresionantes tenores.
P: ¿Cantabas ya en alguna parte?
A: Sí, era solista del Coro en la Segunda Iglesia Bautista de Guantánamo e integrada dúos, tríos y en ese camino adquirí nociones de canto, teoría, solfeo, guitarra, composición y dirección coral con Israel Martínez Zapata…
P: Aparte de la música cristiana, ¿cultivabas ya determinado género?
A: Jazz, blues, pero con Israel aprendí a conocer y admirar a fondo la música cubana…
P: ¿Cómo y cuándo llegas al canto lírico?
A: En la vida secular mi acceso al Lírico de Guantánamo se produce cuando me acerco al tenor holguinero Ángel Herrera, entonces director del conjunto y una vez comprobadas mis posibilidades, llevo tres a;os como solista en el colectivo artístico, algo decisivo para mi superación y hasta ahora las experiencias son muy buenas…
P: ¿?
A: En primer lugar he conocido a personalidades como la soprano María Eugenia Barrios, profesora de la Universidad de las Artes, he participado en el la Sala de Conciertos Dolores, de Santiago de Cuba, Exsulten me invitó al Festival Nacional de Música Antigua, con público extranjero que valoró nuestro trabajo y aquí en la provincia he podido presentarme en el Encuentro de Voces, los Conciertos de Primavera…
P: ¿Tienes conciencia de tu audacia?
A: Sé que me faltan detalles, pero mi repertorio es determinante: engloba música barroca, del renacimiento, zarzuelas, lo cual una exigencia en este mundo de la música lírica y puedo hacer ( y hago) la nota más aguda, cantar en italiano, con la pronunciación correcta…ha sido duro, pero eso y el do de pecho fueron mi meta inicial y lo he logrado.
P: …Y te ves tan sereno en escena cuando al terminar llueven los aplausos después de “Ah! mes amis”, aria de la ópera La Hija del Regimiento…
A: Pocos de los grandes tenores en su madurez optan por esa pieza, casi siempre la interpretan cuando son jóvenes y yo también la canto ahora por mi edad y facultades…El público me respalda y eso es agradable, sólo que un principio de las artes escénicas es la concentración.
P: Aparte de cultivar el canto lírico, ¿qué más haces?
A: Cumplo mi servicio social en la Universidad de Ciencias Médicas, en mi especialidad…pertenezco también al trío Voces del Alma.
P: ¿Te has planteado algo más?
A: Grabar un disco…y para eso selecciono obras del repertorio clásico y otras de carácter más comercial, digamos Oh, sole mío, Volaré, Vivo por ella…
P: ¿Crees que el Conjunto Lírico de Guantánamo, ocupa el lugar que merece en la provincia por todo lo alcanzado?
A: Creo que aún no es apreciado lo suficientemente…fíjate que autoridades de todos los niveles quedan sorprendidas con nuestras actuaciones… ignoran que para otros públicos en el mundo ese disfrute sería inaccesible, es elitista así que pueden poner más empeño en apoyar y promover lo que hacemos.
P: Acaso se desestima esa manifestación cultural con respecto a otras?
A: La música lírica sí gusta en nuestro territorio y al público cubano le interesa y lo demuestran las reacciones dondequiera que vamos, dentro y fuera de los teatros.
P: Mucha suerte para qué Guantánamo goce del Proyecto Lírico y de tu voz ahora y después.

Música para las madres de Guantánamo

Una noche para las Madres Guantanameras brindarán artistas del territorio este viernes a las 8 de la noche en el Teatro Guaso de la ciudad, con la bolerista Paula Villalón e invitados de lujo: la pianista Lisandra Porto y el Grupo Humorístico Komotú.
El programa cuenta también con la Orquesta Sabor y Ritmo en el aniversario 55 de su fundación, Dominico Matos en el bajo y la percusión de Junior Pérez, anuncia la propia Paula, promotora del bolero en la provincia.
La bien llamada doctora que canta, subraya que la gala presentará la versión de la obra inédita titulada “Para una madre” de Benito José Odio, fallecido en 1957, uno de los máximos exponentes de la trova tradicional en el oriente cubano, al que se le debe el desfile de guitarras en los carnavales y en su honor la Casa de la Trova guantanamera lleva su nombre.
Agrega Paula que la dirección artística del espectáculo Para las Madres en el teatro Guaso este viernes corresponde a la actriz Virginia López, los arreglos son de Yoan Carlos Ayarde y la batuta musical es de Adalberto Suárez.

Arte lírico: aguzar los oídos y abrir los ojos…

Hace un tiempo atrás, en Guantánamo era impensable disfrutar de teatro lírico propio, pero Teresa Manzanares (pianista) y Ángel Herrera (tenor) con mirada de largo alcance, organizaron las primeras funciones en agosto del 2011, inspirados en la eterna Antonia Luisa Cabal (Toosie) con quien aprendieron a so;ar despiertos. Para fortuna de todos lo alcanzado en tan poco tiempo por el proyecto Lírico Alberto Dávalos, es admirable… Los fundadores y el actual y joven director Pablo Roger Díaz, son docentes dentro del grupo, fortaleza primaria de la compañía, por su aval académico y proyecciones en la búsqueda de talentos, con el fin de completar la formación técnica del elenco sobre la marcha, oportunidad de oro para el tenor Armando Hernández Hinojosa y otros que hubieran quedado en el anonimato a pesar de su portentosa voz.
Sin embargo, esta compañía, carece del respaldo institucional necesario para compensar la magnitud de su impacto, ya sea por parte del Centro de la Música o del Consejo de las Artes Escénicas.
El vestuario y todo recurso especializado para sus presentaciones, debe salir de sus bolsillos. Es justo entonces que el movimiento sindical del territorio (para atender y resolver los problemas del afiliado), aguce los oídos y abra los ojos, antes que al colectivo lo ataque el síndrome del éxodo a otra provincia.
No olvidamos que cuando Guantánamo funda la Unión de Escritores t Artistas de Cuba (UNEAC) hace 30 a;os, decide desde el primer momento cuál o cuáles de sus creadores debían ser promovidos, y el proyecto lírico, pertenece a los prioritarios, antes de que desaparezca como el Festival de Tríos (ahora patrimonio de Sancti Spíritus, el de la Guaracha, borrado del mapa y otros logros que hicieron resplandecer esta parte de Cuba.
Vivimos otros tiempos. Nuestros artistas necesitan de gestiones efectivas para crecer mucho más en escena. El Teatro Lírico no defraudará esa confianza por su fidelidad al público.