Salcines… uno de los grandes de Guantánamo

La figura del notable arquitecto e ingeniero José Leticio Salcines( fallecido en 1974 en La Habana), atrajo la atención de los participantes de Pinar del Río, La Habana, Santiago de Cuba, Holguín y Camagüey en la apertura del 23 Simposio de los Pueblos del Caribe, como parte de la Fiesta a la Guantanamera.
Con más de 300 obras monumentales en su hoja de servicios, el insigne profesional egresado de la Universidad de La Habana en 1913 propone el vigente Proyecto de Uso Múltiple para abastecer con hidroenergía a #Guantánamo y Santiago de #Cuba (premiado en el IV Congreso Panamericano de Ingeniería Civil (1949, Río de Janeiro, #Brasil).
Los Especialistas de Patrimonio Lic. Odalis Tablada, el arquitecto Alberto Brauet y el ingeniero Rafael Ángel Ferrer recordaron que el creador del Palacio Salcines, Cine América, Plaza del Mercado, Colegio Hermanos La Salle, Palacio Creagh, entre otras instalaciones emblemáticas de la ciudad de Guantánamo (logias, gasolineras, viviendas) desarrolla hasta más allá de sus 70 años de edad diversos estilos: ecléctico, art-decó, entre otros, aunque prevalece el Art-nouveau (arte nuevo) y evoluciona al ritmo de los tiempos.
Es simplemente un genio, coincidieron los panelistas. Como arquitecto municipal tuvo dominio de distintas técnicas, un significativo legado humanista y martiano, planea un temprano proyecto de alumbrado público, acueductos, calles, carreteras, regulaciones urbanísticas preventivas de epidemias, apadrinamiento a personas para que aprendieran oficios, funda y dirige un periódico para debatir y defender de la ciudad e intercambia correspondencia como políglota con personalidades de Europa y América.
Es válido entonces, medir la vulnerabilidad de ese patrimonio, para su rehabilitación, protegerlo del paso del tiempo y de fenómenos naturales como los sismos, fundamentó Ferrer.
Salcines, sencillamente es un nombre de todos los tiempos, remarcó el moderador José Cuenca Sosa y exhortó a que la provincia se adentre en la vida de otros grandes: Regino Eladio Boti, Luis Martínez Griñán, Lino de las Mercedes Álvarez, Pedro Agustín Pérez. Yo agrego otros nombres: Julio Jané, Conchita Bravo… con el temor de que alguien quede fuera. De ser así, podemos alargar la lista y eso siempre será muy bueno.