HALLOWEEN

En el año 2015 llega a la ciudad de Guantánamo, invitada por la Asociación Hermanos Saíz, una pareja de profesores mexicanos, muy activos en el propósito de preservar los intercambios entre esa nación y Cuba. La sala de exposiciones de la joven vanguardia cultural del territorio montó entonces una muestra de fotografía, presentada por los visitantes sobre una de sus más sólidas tradiciones: El Halloween.
Explicaron que la «Víspera de Todos los Santos», también conocida como Noche de Brujas, comienza el primero de noviembre, dedicada a los niños fallecidos, y al día siguiente a los adultos y durante la noche completa los familiares cenan con los difuntos, colocan flores, bebidas y comida favoritas de los que ya no están.Los actores del Teatro Guiñol Alieska Argote y Yosmel López, realizaron una representación de aquella idea para respaldar el insólito momento.
Nunca imaginamos que cuatro años después en Guantánamo, La Habana y otras partes del país la gente viviera como propia la Noche de Brujas,. Algunos salieron a la calle con antifaz, vestidos de esperpentos, participaron en concursos de disfraces y no faltaron bromas de mal gusto, porque el chiste forma parte de la rara (¿fiesta?), un calco de forasteras culturas.
La jornada siguiente en la Isla este año fue de imágenes y complacencia en los muros de Facebook… muchos exhibían mondos y lirondos el vestuario, las máscaras, o el personaje encarnado… fue “lo máximo”. En cambio, otros llamaron la atención sobre ese fenómeno tan ajeno y lo achacaron a la transculturación, aunque criticaron fuertemente tal tendencia, para que no tome cuerpo, ni se convierta en otro de los males que igualmente entran por esa puerta.
Los que vistieron el impropio ropaje ignoran que el Halloween, muy natural en los Estados Unidos, tiene un origen pagano y es celebrado en muchas partes el mundo, en la noche del 31 de octubre.
La vanguardia artística de Guantánamo hace un alerta y previene a la sociedad sobre lo que se ha convertido, para suavizar, en fiesta de disfraces, una costumbre que en Cuba ya no se aplica ni en los carnavales. Es fuerte el apego a las raíces, a nuestra identidad, cuanto más universales somos.
¿Por qué copiar? La globalización nos asalta, nos toma. ¡Auxilio! Pudiera arrebatar la mente, el sentido común y el pudor, si la actual generación reproduce cualquier estampa, sólo por parecerle buena y bonita. Seamos originales. Cada cual con lo suyo, sin negar el legítimo alcance que para otros pueblos tiene Hallowen.
IMAGENES DE INTERNET

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: