Tiempos y guarismos de Fidel en Guantánamo

Era habitual verlo en 1959 con el bolsillo repleto de cartas y mensajes de gente humilde y apercibida de la diferencia con respecto a los políticos de turno y uno de esos contrastes era la juventud y profundo pensamiento del líder.
Ya el 3 de febrero a menos de un mes de su entrada triunfal a La Habana estaba el indiscutible adalid de la Revolución en Guantánamo, con pormenores de la Reforma Agraria y de la vida nueva.
Regresaría 24 veces más en recorridos de trabajo, por lo apremiante que para él fue siempre el desarrollo de la remota provincia como llamara en 1985 a esta región oriental donde también recordaría que al triunfo de la Revolución Guantánamo era el tercer mundo de un país del tercer mundo y fundamenta el porqué del aserto: otras partes de la Isla tenían un mayor desarrollo.
Y para demostrar el cambio halaga el flamante Hospital Agostinho Neto, el Hotel Guantánamo, el primer edificio de 18 plantas y las viviendas del Caribe, obras impensables antes.
En el acto nacional por el aniversario 32 del Moncada, Fidel evoca en la recién inaugurada Plaza Mariana Grajales (frente a guantanameros e invitados foráneos) que aquí no existían embalses y ahora la región cuenta con presas de elevada capacidad de acumulado como La Yaya.
Fidel describe entonces un Guantánamo que reportaba en 1959 los más altos índices de analfabetismo de la nación y la increíble tasa de mortalidad infantil de 100 por cada mil nacidos vivos.
En ese 26 de julio de 1985 el dirigente define a Guantánamo como primera trinchera, califica de heroicos los poblados de Caimanera y Boquerón e indica cómo enfrentar los 3 grandes enemigos de la provincia: éxodo de la población rural hacia la ciudad, sequía y salinidad de los suelos.
Resalta las luchas campesinas de los años 30 en Realengo 18, episodios publicados por Pablo de la Torriente Brau, el mérito de la región como capital del Segundo Frente Oriental Frank País, modelo de organización y eficiencia, bajo las órdenes de Raúl.
También sueña desde el alto del Quimbuelo un jardín productivo en el Valle de Caujerí y con el Poligráfico Juan Marinello consolida la apertura industrial de esta parte de la Isla, mientras en Playita de Cajobabo, protagoniza un homenaje solemne a José Martí al tomar con firmeza la bandera cubana el 11 de abril de 1995, el mismo día y a la misma hora en que cien años antes desembarcara el Apóstol al servicio de la Guerra Necesaria.
Por su m percepción llena de sabiduría, Fidel Castro Ruz, el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, conocía más a Guantánamo que nosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: