Cuba y Puerto Rico son…

Cuba es una nación bendecida, por los hombres y mujeres que han dado tanto para que sea un país fuerte y que ofrece mucho al mundo, declaró en Guantánamo el independentista puertorriqueño Oscar López Rivera, al depositar una ofrenda floral a Mariana Grajales, la madre de los Maceo en la Plaza homónima.
Resaltó que el futuro de la patria de Martí, capaz de enviar maestros y médicos a otros lugares, será mejor el día que cese el bloqueo impuesto por los EstadosUnidos y cuando ese gobierno frene su injerencia en distintas partes del planeta.
Después de recibir en la sede del gobierno provincial el Sello de la Ciudad, el luchador boricua expresó su orgullo por los logros de la Revolución, consideró relevante la figura de Fidel Castro Ruz en estos resultados y comparó cómo algunos en Puerto Rico creían pertenecer al primer mundo, pero el huracán María desnudó la pobreza de esa isla caribeña y desde entonces crece la emigración de sus habitantes.

Junto a las principales autoridades locales y acompañado por Edwin González Vázquez, delegado de la misión de Puerto Rico en Cuba, el patriota recibió una caracterización del territorio, donde permanece una ilícita base naval de los Estados Unidos contra la voluntad del gobierno y del pueblo desde el año 1903 y es por tanto la más antigua de los enclaves militares del imperio.
Nancy Acosta Hernández, presidenta del Poder Popular Provincial resaltó que la presencia de López Rivera coincide con un momento especial, a pocas horas del paso del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana a la eternidad y cuánto unen a ambos países las historias de lucha por la soberanía.

Seguidamente la diputada remarcó que esta es la más montañosa y oriental provincia cubana, por donde corren unos 600 ríos, entre ellos el Toa, su condición de tierra del coco, cacao, café, cuna del son y del changüí, entre otras particularidades socioculturales, geográficas y económicas.
Como regalo de los guantanameros a Oscar López Rivera, quien se mantuvo firme en cárceles norteamericanas durante casi 36 años, un trío dirigido por el laudista Jesús Fernández interpretó la emblemática pieza Lamento borincano, de Rafael Hernández e improvisaciones alusivas a versos de la también boricua Lola Rodríguez de Tió: Cuba y puerto Rico son de un pájaro las dos alas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: