Diálogo con la Paz …

M: Amada Paz, hoy quiero conversar contigo y en confianza preguntarte por dónde andas…me pareces escasa en los últimos tiempos…
P: Ni modo, hija. Estoy al alcance de la mano,…sólo vengan por mí; muchos me desean y pocos me buscan con vehemencia en este siglo XXI a pesar de la falta que les hago a todos.
M: Eres la contraparte de la guerra y de conflictos actuales en distintas partes del planeta… ¿cuánto te abruma el desprecio de ciertas potencias por la vida de otros?
P: Estoy atribulada y amenazada de muerte. Me acongoja la tozudez de los beligerantes contra países árabes… (TR) y los crímenes de los Estados Unidos en Vietnam son llagas vivas todavía sobre mi piel, pero te confieso que las proyecciones antagonistas del presidente norteamericano Donald Trump, nos pone frente a frente a mí y a la guerra, como si fuéramos muchachos jugando desde aceras contrarias jugando a destruir la humanidad, con un arsenal que no cabe en las manos de nadie ..¡Qué horror¡…
M: ¿Hay algo que se pueda hacer?
P: Sí. Esta generación no tiene derecho a una segunda Torre de Babel y por eso me inquietan las atrocidades en Afganistán, Iraq y Siria, el bloqueo a Gaza, la incitación norteamericana a Corea del Norte, las pruebas de armas nucleares, o que, de continuar las injerencias del gobernante estadounidense hacia Venezuela se vaya por la borda la zona de paz lograda en América Latina, los acuerdos entre el gobierno y las FARC-EP en Colombia, prueba de que aún es posible entenderse.
M: Óyeme, Paz, ¿por qué a pesar de tantas amenazas al concepto de lo que representas y eres te cubres de blanco?

P: Es mi color antiquísimo, el de la pureza, la armonía y la concordia, mi sempiterna función, mi esencia, a pesar de conflagraciones pasadas, las que nunca llegaron a ser y las que vendrán si los poderosos insisten en conquistas por la fuerza.
M: Querida Paz, ¿cómo defender tu candor de nieve, si como dice Silvio, algunos vierten añil en tus sábanas blancas?
P: ¡Qué curiosa eres¡… Insolentes no faltan, pero sé que a pesar de todo el mundo clama por mí en diversas regiones donde los gemidos me duelen tanto, sólo que no siempre puedo plantar bandera; lo impiden las armas cada vez más modernas y de mayor alcance. Has de saber que mi paloma, como en los tiempos del Arca de Noé, busca tierra firme y regresa perpetuamente con la rama de olivo en el pico y las buenas nuevas: Las posibilidades de serenidad y bonanza.
M: ¿Entonces?
P: Bastaría que lo desearan quienes ambicionan repartirse el agua, el petróleo y otras riquezas finitas e infinitas de la tierra. Los hombres tendrían que ser menos ambiciosos y volver el rostro a la vida. Mira, desde 1981 el 21 de Septiembre está declarado por la Asamblea General de Naciones Unidas como Día Internacional de la Paz y la Solidaridad.
¡Ay¡¡Ojalá todos los amaneceres y crepúsculos fueran de blanco, mi color universal y entendible, sin que intervengan bombas para pactar con el presente y el futuro¡. Convendría esa perspectiva como un compromiso, ¿no crees, periodista?
M: Coincido contigo, amada Paz… gracias por concederme esta entrevista y que vivas por los siglos de los siglos.

A la hora del peligro…

En momentos de alegría, dolor o miedo, la mayoría de la gente busca de Dios y de su misericordia infinita. Pero también, en el caso de los cubanos frente a los ciclones recordamos ipso facto a Fidel, el dirigente que con su ejemplo personal no tuvo que mandar a hacerlo: Durante Flora, encabezó los rescates y desde entonces ensenó a cuidarnos de inútiles lamentaciones, sino prever para que los males no se repitan.
El Comandante en Jefe Fidel propuso crear la Defensa Civil y fue suficiente para que el número de víctimas ya no fuera el mismo del ciclón Flora y su errática trayectoria y en Girón encabezó los combates frente a mercenarios pagados. Estuvo siempre junto al pueblo, corriendo el mismo riesgo.
Ahora los Consejos de Defensa, los dirigentes hacen lo mismo. Desde el martes cuadros designados por las autoridades de Guantánamo están en los municipios de Maisí, Baracoa, Imías…
Fue también quien en la Cumbre de Río de Janeiro y otros espacios munsdialkes adirtió sobre las consecuencias del calentamaiento global y el cambio climático, causa de los fenómenos de hoy: sequías, inundaciones, huracanes…y quién sabne si hasta los terremotos estén trelacionados. La lectura es simple y no tiene entrelineado. Para muchas figuras universales simplemente Fidel era un ungido de Dios.