Es posible el cielo en la tierra?

Como exordio de la visión sobre este hombre excepcional escogí una de las definiciones más hermosas que se hayan expresado jamás sobre quien fuera y será siempre el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana…pertenecen a Abdelaziz Bouteflika, ex presidente de la República Argelina:
“Hemos tenido el inmenso privilegio de tener como amigo a Fidel, que viaja al futuro, regresa y lo explica”.
Fidel Alejandro Castro Ruz, no sólo es un personaje de leyenda, sino un visionario, un iluminado, un profeta, como digno discípulo de José Martí, con la capacidad de ver las cosas antes de que se les tenga encima.
Por sus ideas futuristas, encabezó una revolución y su alegato de autodefensa a causa de los hechos del Moncada, sólo pudo concebirlo quien vaticinara cómo sería la Cuba del porvenir con la mirada de entonces y la del porvenir… ese programa no fue un compendio de simples promesas, sino de una seria proyección: Reforma agraria, transformaciones económicas y sociales, industrialización, vivienda, nacionalización de los servicios públicos de teléfono, gas y electricidad, salud, educación y cultura para todos.

Al seguir el hilo de la historia, después del desembarco del yate Granma, en Cinco Palmas, Fidel se reencuentra con su hermano Raúl y otros 10 expedicionarios y con sólo 7 fusiles asegura: “Ahora sí ganamos la guerra” y 25 meses después fue confirmado el augurio del estratega y genio político.
Si no fuera por su fe en el triunfo y el ejemplo personal al frente de las tropas, hubiera resultado más difícil a Cuba derrotar a los mercenarios pagados por los Estados Unidos durante el ataque por Playa Girón (unos mil 400), certeza y convicción demostradas también durante la Crisis de los Misiles en octubre 1962.
Otro increíble momento, registrado por los estudiosos de esta cualidad del líder histórico y que deja a cualquiera en una pieza es que a más de 20 mil kilómetros de distancia Fidel dirige en 1988 desde La Habana la batalla de Cuito Cuanavale en Angola. Resultado: las tropas cubanas y angolanas derrotan a las fuerzas armadas sudafricanas invasoras de Angola y ocupantes de Namibia.
Premonitorio fue igualmente su discurso el 26 de julio de 1989 en que apercibe al pueblo en caso de que desapareciera la Unión Soviética y lo dijo con estas impactantes palabras:
“Si mañana o cualquier día nos despertáramos con la noticia de que se ha creado una gran contienda civil en la URSS, o incluso si nos despertáramos con la noticia de que la URSS se desintegró […] Cuba y la Revolución cubana seguirían luchando y resistiendo”.

Y qué decir de la inquietante observación suya el 12 de junio de 1992 en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente, en Río de Janeiro, Brasil:
“hora tomamos conciencia de este problema, cuando casi es tarde para impedirlo”
De inmediato señala a los responsables: las sociedades de consumo por la atroz destrucción del medio ambiente y convoca a que desaparezca el hambre y no el hombre, cesen los egoísmos, los hegemonismos, cesen la insensibilidad, la irresponsabilidad y el engaño. Mañana será demasiado tarde, para hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo.
No menos adelantado fue su pensamiento sobre los Joven Club de Computación el 8 de septiembre de 1987: Joven Club de fábrica, de instituciones y Joven Club popular, porque estos son los que están allí al lado de los vecinos, este es el médico de la familia, la computadora de la familia… Joven Club de fábrica, de instituciones y Joven Club popular, porque estos son los que están allí al lado de los vecinos, este es el médico de la familia, la computadora de la familia¨…
Otro aserto: Desde que Fidel conoció al venezolano Hugo Chávez Frías en 1994, supo que era el líder que necesitaba Venezuela, ya que “La fuerza de su imaginación lo empuja hasta los límites de lo imprevisto”, como aseguraba su amigo, el escritor colombiano Gabriel García Márquez.
El tiene el defecto de no hacer las cosas a medias, sino desde el comienzo, hasta el final, así lo define Ricardo Alarcón de Quesada, mientras para Armando Hart es un ser con la capacidad de pensar siempre en grande.
Blas Roca dijo de él: Es un dirigente de los que nacen pocos en este mundo.
¡Fidel lo veía todo tan cerca! Todo lo veía, afirmaba Celia Sánchez y el Che hablaba de su amplitud de visión para prevenir los acontecimientos y anticiparse a los hechos viendo siempre más lejos y mejor que sus compañeros.
Ciento dieciocho personalidades mundiales opinaron sobre Fidel cuando cumplió sus 80 (fueron compiladas) y no faltó el conmovedor e impresionante criterio del teólogo brasileño Frei Beto: Es un hombre que pone su vida en función de la utopía y cree que es posible el cielo en la tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: