Jazz para que la vida triunfe sobre los tambores de la guerra

Treinta a;os tuvo que esperar el legendario músico norteamericano Quincy Jones para que productores y otros entendieran que el talento no tiene color… Y cuánta alegría saberlo en La Habana, como una de las reconocidas figuras participantes en el Día Mundial del de Jazz.
Sólo con su presencia hubiera bastado por dar como exitosa la celebración, por su victoria en el arte como creador de música incidental para cine (banda sonora) y por vencer los prejuicios raciales en los Estados Unidos, su propio país. Sólo un par de ejemplos de su obra: La melodía de El color púrpura y A sangre fría.
En fin, es el primer músico negro en su país en componer para cine, pero se convierte en una de mis estrellas, desde que dirigió el coro gigante de estrellas en SOMOS ELMUNDO y lo veré esta tarde en transmisión en vivo por la Televisión Cubana desde el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”
Cuba es hace unos días la Capital del Jazz, pero también será dentro de unos días la Capital de la Paz, Hace falta que sigan organizándose citas de este tripo, “para que la vida triunfe sobre los trambores de la guerra”, como lo dijo en inglés y en castellano. El Jazz es también para eso, [para contar historias, entendernos, sobre la base del pasado, el presente y el futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: