Hacer más perfectible la experiencia de la Revolución Cubana, desde la inspiración cristiana

Las autoridades de la provincia más oriental de Cuba, junto a jóvenes, intelectuales, religiosos, asociaciones fraternales, organizaciones de masas y otros representantes de la sociedad guantanamera, asistieron en el teatro Guaso, a la predicación del conocido teólogo brasileño Frei Betto, a quien lo une una proximidad muy especial durante 37 a;os con los cubanos.
Como exponente principal de la Teología de la Liberación (corriente cristiana de fuerte naturaleza social, integrada por vertientes católicas y protestantes), sintetizó los orígenes de la humanidad, sus etapas, hasta la irrupción de la ciencia, la tecnología y la brutal desigualdad derivada del capitalismo o globo/colonización y exhortó a su antítesis: la globalización de la solidaridad.
El sacerdote de la orden de los dominicos, expuso que Cuba cultiva la cultura de la heroicidad, y por razones históricas y culturales es por un referente, con tremenda capacidad de resistencia, preparación ideológica, y si el imperio yanqui respeta este país es porque no se trata sólo de enfrentar a un gobierno, sino a un pueblo, y un pueblo NO se puede derrotar, lección aprendida en Girón.
Advirtió el autor de Fidel y la Religión, que el futuro será en la vida personal y social lo que la presente generación sea capaz de sembrar en cuanto a valores, puesto que los valores del socialismo son un evangelio de amor, para hacer felices a los demás, no una sociedad egocentrista, ni que imponga el mercado, del consumismo, porque entonces sería el apocalipsis.
Al evocar a su amigo Fidel Castro Ruz, el religioso carioca, dijo: “hizo una obra y sembró la semilla para que otras generaciones recojan la cosecha, mientras que el Ché, (un San Francisco de Asís en la política, según su criterio) fue capaz de renunciar a su vida joven para que otros la tuvieran.

Una de las preguntas del público, fue la del pastor Javier Trujillo, acerca del lugar que debe ocupar la iglesia en la sociedad cubana, y contestó que una de los conceptos de la institución, es estar siempre a favor del pueblo y si este gobierno lo está, precisó, entonces siempre van a encontrarse (o sea, a coincidir).
Frei Betto recibió en nombre de los guantanameros la estatuilla de la Fama (hija de la esperanza y mensajera de Zeus), Símbolo de la Ciudad, una pintura de Carlos Rafael González Barbán, sobre la villa, y otra del también artista de la plástica Ernesto Cuesta Esteris, con una imagen de José Martí, Héroe Nacional de Cuba, definido por Cintio Vitier como un cristiano militante.
Como recibimiento y homenaje al amigo de Cuba, actuó la Orquesta de Cámara mi Sol.
El recorrido, de Frei Betto por Caimanera y el Salvador, en Guantánamo, continuará por Santiago de Cuba y Granma, en el trigésimo aniversario del Centro Memorial Martin Luther King Junior, con el lema Una familia en movimiento y cuenta con el respaldo de la red ecuménica Fe por Cuba y la de Educación popular, con el propósito expreso de Joel Suarez, Coordinador Ejecutivo del Centro Martin Luther King, durante la presentación de Frei Beto: para hacer más perfectible la experiencia de la Revolución Cubana, desde la inspiración cristiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: