Feria del libro: Agustín Díaz Cartaya

Entre las muchas opciones que tendremos en el orden editorial de la XXV Feria Internacional de Libro La Habana 2016 está Vivencias de un creador, de Rafael Ramírez Fernández, el cual será presentado el domingo 14 de febrero, a las 11 y 30 a.m., en la Plaza San Francisco de La Fortaleza Morro-Cabaña.diaz-cartaya

El presente volumen narra la existencia y el legado imperecedero de una personalidad vinculada al mundo de la música y la Revolución Cubana, el creador del Himno del 26 de Julio, Agustín Díaz Cartaya.

Con elementos biográficos y de ficción se construye la vida y obra de esta figurara través de un agudo proceso de investigación y entrevistas.

Según cuenta el autor de Vivencias de un creador el azar fue el que lo condujo a la escritura del texto: “un día me encuentro con unos amigos y me hablan de Cartaya, vamos a verlo porque no lo conocía personalmente, ese hallazgo se dio así. A partir de ahí comencé este libro que es la historia de una biografía novelada”.

“La obra recoge a grandes rasgos la longeva vida de Cartaya -porque aún vive, explica- y hace referencia por sus vínculos con el proceso revolucionario cubano que es muy rico, estrecho y destacado.”

Sin lugar a dudas la importancia de este combatiente va más allá de pertenecer a la Generación del Centenario y tomar por asalto los Cuarteles Moncada en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, pues su nombre está indeleblemente ligado a la cultura cubana al crear la Marcha del 26 de Julio.

“El primer aspecto significativo–expresa Ramírez Fernández-, que ocurre relacionado con la composición es cuando Cartaya le canta a Fidel Castro la pieza:

“El Líder de la Revolución Cubana quería llevar al Moncada un himno y su creación se la pide a Cartaya que en tan solo 72 horas la compone, pues está en los preparativos finales para el asalto conoce que Cartaya tenía algunos conocimientos elementales de música. Y de ahí van a los hechos con esta marcha patriótica que fue el arma espiritual del Moncada.”

“Cartaya -dice Ramírez Fernández-, siente cuando le dan esa tarea que estaba haciendo lo que hizo Perucho Figueredo en su momento, un nuevo llamado al combate por la segunda independencia de Cuba”.

La obra se grabó de una manera novelesca, según cuenta el autor de Vivencias de un creador: “en la lucha revolucionaria un combatiente del 26 de Julio,Una novela sobre el autor del Himno del 26 de julio
Publicado: 2016.02.09 – 16:50:40 / miguel.dario@renciclopedia.icrt.cu / Miguel Darío García Porto

Agustin Díaz CartayaEntre las muchas opciones que tendremos en el orden editorial de la XXV Feria Internacional de Libro La Habana 2016 está Vivencias de un creador, de Rafael Ramírez Fernández, el cual será presentado el domingo 14 de febrero, a las 11 y 30 a.m., en la Plaza San Francisco de La Fortaleza Morro-Cabaña.

El presente volumen narra la existencia y el legado imperecedero de una personalidad vinculada al mundo de la música y la Revolución Cubana, el creador del Himno del 26 de Julio, Agustín Díaz Cartaya.

Con elementos biográficos y de ficción se construye la vida y obra de esta figurara través de un agudo proceso de investigación y entrevistas.

Según cuenta el autor de Vivencias de un creador el azar fue el que lo condujo a la escritura del texto: “un día me encuentro con unos amigos y me hablan de Cartaya, vamos a verlo porque no lo conocía personalmente, ese hallazgo se dio así. A partir de ahí comencé este libro que es la historia de una biografía novelada”.

“La obra recoge a grandes rasgos la longeva vida de Cartaya -porque aún vive, explica- y hace referencia por sus vínculos con el proceso revolucionario cubano que es muy rico, estrecho y destacado.”

Sin lugar a dudas la importancia de este combatiente va más allá de pertenecer a la Generación del Centenario y tomar por asalto los Cuarteles Moncada en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, pues su nombre está indeleblemente ligado a la cultura cubana al crear la Marcha del 26 de Julio.

“El primer aspecto significativo–expresa Ramírez Fernández-, que ocurre relacionado con la composición es cuando Cartaya le canta a Fidel Castro la pieza:

“El Líder de la Revolución Cubana quería llevar al Moncada un himno y su creación se la pide a Cartaya que en tan solo 72 horas la compone, pues está en los preparativos finales para el asalto conoce que Cartaya tenía algunos conocimientos elementales de música. Y de ahí van a los hechos con esta marcha patriótica que fue el arma espiritual del Moncada.”

“Cartaya -dice Ramírez Fernández-, siente cuando le dan esa tarea que estaba haciendo lo que hizo Perucho Figueredo en su momento, un nuevo llamado al combate por la segunda independencia de Cuba”.

La obra se grabó de una manera novelesca, según cuenta el autor de Vivencias de un creador: “en la lucha revolucionaria un combatiente del 26 de Julio, Carlos Faxas Valerino, le pide a Faustino Pérez hacer un himno para la lucha, este le dice que existe y se entregan a la tarea de buscar la letra y la música”.

Faxas que era un músico muy reconocido transcribe la melodía y organiza un comando con once integrantes que “en la mayoría no pertenecían al Movimiento 26 de Julio -aquello era muy peligroso-, pero se planifica para grabarlo el 12 de febrero de 1957 en el más absoluto secreto, en una emisora que era del tirano Fulgencio Batista, Radio Cadena Habana y todo salió magistralmente”.

Vivencias de un creador cuenta la vida del luchador clandestino, del guerrillero, pero también del revolucionario, del hombre de cultura y gran amigo.

El material se enriquece por una impresionante cantidad de fotografías, que dan fe de vida, del quehacer revolucionario y social de Agustín Díaz Cartaya: su vida familiar, compañeros de lucha, su comunicación con los Cinco antiterroristas cubanos y sus familiares, y otras grandes personalidades del mundo cultural.

“La música supera a la elocuencia”, poema del Indio Naborí

Dedicado a Figueredo, Loynaz y Díaz Cartaya

La música supera a la elocuencia
En llevar a la lid hasta el más quedo
Aún el himno de Pedro Figueredo
Es oratoria de la independencia.
Inyectando coraje y emoción
A sus hombres en el alto testimonio
A Loynaz del Castillo pidió Antonio
Un himno heroico para la invasión.
A la generación del centenario
Faltaba un himno revolucionario
Fidel lo demandó al joven patriota,
Patriota, y músico y poeta Díaz Cartaya
Quien creó verso a verso, nota a nota
El canto que llamó a la gran batalla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: