Boti: catapultado al universo desde su aldea

boti-en1920Los guantanameros tienen una figura de primera línea en la literatura y pueden plantearse ya un estudio sobre la defensa que Regino Eladio Boti realizara de la métrica de Gertrudis Gómez de Avellaneda, cuando figuras ya establecidas la criticaron,  propuso   Cira Romero Rodríguez, invitada al Panel por el Centenario de la publicación del Poemario Arabescos Mentales.

En el Pabellón de la ciudad y como parte de las sesiones teóricas de la Fiesta a la Guantanamera, del 1 al 4 de diciembre, la investigadora coincidió en que durante la primera década del pasado siglo XX  no hubo entre los literatos fuera de La Habana nadie por encima de  Boti ni  del santiaguero José  Manuel Poveda,  salvadores del transitorio vacío de esa etapa.

La invitada  concedió especial relevancia al concepto del ritmo predominante en la obra de quien  iniciara  la renovación de la lírica cubana, al romper con estilos anquilosados y entregar una  obra con lenguaje opulento e inusitado.

Mi abuelo vivió  siempre para la literatura y el arte e hizo de ellos  realización  y  testimonio de su tiempo, en una suerte de marcha hacia sí mismo, precisó en el encuentro  Regino Rodríguez Boti, nieto y albacea del bardo.

Reflexionó  en torno al  amor del poeta  por  Guantánamo, donde  nació, creó, amó y murió, catapultado al universo siempre desde su natal aldea, escenario de sus amores y sueños  más íntimos.

El crítico literario Risell Parra Fontanilles,  otro de los estudiosos del poeta, historiador, acuarelista y periodista, afirmó que Boti  no cubrió simplemente  el supuesto  espacio  después de la muerte de Rubén Darío y Julián del Casal, sino que escribe en 1913 un  libro renovador, avanzado, de transición y fermento, probatorio de que no se produjo muerte poética alguna en Cuba durante la época.

Jorge Núñez, crítico de arte y también panelista, señaló  la modernidad presente en la poesía del creador guantanamero, por su mirada futurista  y de  positiva valoración de lo ecléctico como estilo necesario y propulsor.

El también Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC,  citó como ejemplo el movimiento intrínseco logrado en poemas como AGUAZA, técnica cinematográfica sorprendente  en el período en que la utilizó.

Para la novelista guantanamera Ana luz García Calzada, Regino Eladio Boti es una figura emblemática del territorio y  modelo  a imitar por cualquier  escritor  y por esa razón la UNEAC privilegia este año el centenario de Arabescos Mentales.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: