La suerte está echada

cartel-por-los-cinco1-300x220

Con nuestros cinco héroes la suerte está echada. Jamás dejó la Revolución Cubana hijo alguno solo y abandonado, un principio forjado la azarosa travesía desde Tuxpan, México, hasta las Coloradas, en que cayó accidentalmente al agua uno de los 82 expedicionarios del yate Granma y Fidel ordenó dilatar el viaje hasta que fuera rescatado aquel compañero.

Nuestro líder histórico volvió a dar esa lección de vida muchas veces en la Sierra y cuando Fernando, Gerardo, Ramón, Antonio y René fueron arrestados durante un repentino operativo en Miami el 12 de septiembre de 1998. Entonces vaticinó: Los 5 volverán, promesa basada en que defendían a la patria de acciones terroristas contra la Isla desde el estado de la Florida.

Contra ellos hubo embustes y toda una maquinaria mediática para complicarles la vida. No en vano, por sus fisuras e irracionalidad la justicia estadounidense es cuestionada. Recuérdese a los esposos Rosenberg, por citar un triste ejemplo.

A Gerardo Hernández Nordelo le niegan hasta el habeas Corpus al que tiene derecho y en reiteradas oportunidades le fue solicitado por la defensa. Quien pidió al Tribunal Federal de Miami que se rechazara ese recurso, en nombre del gobierno de Estados Unidos es la fiscal Carolina Heck Miller, la misma que no quiso procesar al verdadero terrorista Luis Posada Carriles. La manipulación es evidente, el caso politizado.

Gerardo no es un espía (los demás tampoco) ni tuvo que ver con el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate el 24 de febrero de 1996. El pueblo cubano tiene memoria y recuerda las octavillas lanzadas sobre La Habana días antes. ¿Por qué no dicen que fue una irreverente y temeraria actitud de los promotores de la provocación? Esos son los responsables y quién les ha pedido cuenta del error?

El más joven de los 5 fue sancionado a dos cadenas perpetuas más quince años de prisión, sin prueba alguna y ha permanecido, como el resto de sus compañeros en prisiones de alta seguridad, en el “hueco”, más tiempo de lo permisible y en celdas de máximo aislamiento.

¿Por qué la mafia anticubana no dice una palabra sobre más de un cuarto de millón de dólares pagados por la administración yanqui a periodistas de Miami, para que en sus artículos ocultaran la verdad?

Pretenden mantener engañada a la opinión pública mundial, a pesar de que en 2005 tres jueces del Onceno Circuito de Atlanta solicitaron un nuevo juicio para nuestros compatriotas fuera de Miami y la revocación de sus condenas. Además, Amnistía Internacional en dos ocasiones envió informes a la Fiscal General de Estados Unidos, expresando su preocupación y en el año 2011 clasificó el caso en el acápite de Juicios Injustos. Es el único proceso que la organización ha calificado como tal.

Ante la estática justicia estadounidense y las prerrogativas no utilizadas por el Presidente Obama, las únicas armas contra tanta infamia son la solidaridad y la denuncia, para que se entere el pueblo norteamericano, el cual ha visto partir a hijos y esposos a guerras sin sentido y no siempre regresaron: Vietnam, Iraq, Afganistán y ya involucran a otros contra Siria.

Este 12 de septiembre, cada cubano dice una vez más: Presidente Obama: llénese de la generosidad propia del padre de familia, del católico, del Premio Nobel de la Paz y libere a nuestros hermanos…así habrá quedado en armonía con su conciencia. Eche usted también su suerte del lado de la justicia, el amor y la paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: