¿ A quién le conviene la guerra?

PALOMA+DE++LA+PAZ_

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. De un momento a otro Estados Unidos, puede decidir lo que todo el mundo teme: un ataque a Siria, sin evaluar- o evaluando-, las consecuencias de esa locura en detrimento de la paz.

Que ciertos aliados no acompañen esta vez al policía del mundo en la aventura, ninguna falta le hace, pero es una señal que el país más poderoso del mundo debía interpretar a tiempo cuando ya redoblan los tambores de una guerra que se sabe cómo podría comenzar, basada en el supuesto uso de armas químicas del estado árabe, pero no cómo terminará, ni cuándo.

Recordemos algunas de las disímiles consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, iniciada en 1939, cuando la Alemania hitleriana (en medio de la crisis económica de entonces) invadió a Polonia. De contarlo se ha encargado la historia. Los muertos no hablan, a pesar de que el cálculo oscila entre 55 y 70 millones de víctimas fatales.

A Francia, una de las potencias coloniales contendientes en la Primera Guerra Mundial frente a Reino Unido y que perdió más de medio millón de hijos en la Segunda, debía darle vergüenza respaldar las amenazas del gobierno estadounidense.

Desde 1945 hasta la fecha no ha pasado tanto tiempo como para que la humanidad haya olvidado tan pronto la magnitud del holocausto, las cárceles, destierros y otras violaciones de los derechos humanos entre los que escaparon de aquel infierno.

Si el presidente norteamericano Barack Obama decide un ataque a Siria es porque se ha desentendido de lo que representa el Premio Nóbel de la Paz, porque ignora lo que advirtiera José Martí, Héroe Nacional de Cuba: Un pueblo antes de ser llamado a la guerra, tiene que saber tras de qué va y a dónde va y qué le ha de venir después. Y algo que todo el mundo sabe y que el Apóstol remarcó: En la guerra, los días son años.

Gracias, a Fidel, abanderado de la paz, por ser el primero en alertar sobre las previsibles consecuencias de un ataque a Siria. Ojalá crezca la lista de potencias cuyo sentido común, al negarse al respaldo, sirva al presidente Obama para que lo piense dos veces. Una guerra no le conviene a nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: