El 24 de febrero en Guantánamo

Mausoleo en Finca La Confianza
Los guantanameros se levantaron en armas de forma significativa durante los sucesos del veinticuatro de febrero de 1895, fecha de inicio de la Guerra Necesaria convocada por José Martí, Delegado del Partido Revolucionario Cubano.

Ese día, asegura José Sánchez Guerra, Historiador de la Ciudad, el Mayor General Pedro Agustín Pérez,
(Periquito), con la experiencia de la Guerra de los Diez Años, encabezó las acciones en la Finca La Confianza, junto a una veintena de patriotas, incluidos sus familiares, hecho registrado en acta que cayó en manos enemigas y fue reconstruida en los primeros años del siglo XX con ayuda de los protagonistas.

Resalta el historiador, que el documento, escrito por el santiaguero Emilio Giró Odio, ratifica la firmeza, vehemencia y disciplina de Guantánamo, al responder a la orden de alzamiento, emitida desde el exilio en Estados Unidos, por el Héroe Nacional José Martí, contra el colonialismo español.

Además del grito de independencia del veinticuatro de febrero de 1895 en la finca La Confianza, propiedad del patriota Luciano Peguero, Guantánamo reportó otros alzamientos en El Yarey, bajo la guía de los Hermanos Araújo, Baitiquirí, (Luis González Pineda), Santa Cecilia (Enrique Brooks y Pedro Ramos), San Andrés (Prudencio Martínez), así como en Tiguabos, por otros fieles a la patria.

Certifica José Sánchez Guerra, que bajo el mando de los hermanos Tudela García, fue tomado también el Fuerte de Morillo Chico, acción considerada en la historiografía nacional como la primera victoria militar de la Guerra del 95, al responder a lo indicado por los jefes mambises de aniquilar las posiciones costeras.

Durante la tarde de esa histórica jornada, la joven Inocencia Araújo Calderón (Isabel) realizó una valiente acción de inteligencia militar, al obtener datos del objetivo de las tropas españolas para el día 25 en Arroyo Hondo, labor que facilitó que el mando mambí avisara al Mayor General José Maceo, quien al frente de sus tropas avanzó a todo galope durante la noche, para proteger a Martí, Gómez y sus seguidores en ese sitio.

Subraya el Historiador de la Ciudad de Guantánamo, que el Mayor General Pedro Agustín Pérez, asumió al mismo tiempo el mando militar otorgado por Antonio Maceo desde 1890 y el poder político, concedido por José Martí en 1893, al designarlo representante del Partido Revolucionario Cubano en el alto oriente, liderazgo decisivo para la unidad por la independencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: