Sencillamente Tati

Ya no le tendremos en las postales de la ciudad, esas que nos hicieron soñar con los lugares desconocidos y amar los que quedaron y surgieron después, fijándolos en la mente para contar un día esa leyenda con la gracia con que ud lo hizo.

Héctor Borges Vicente: Echaremos de menos a sus consejos sobre locución, retórica, y sobre todo a su prodigiosa memoria de hombre enamorado de las epopeyas de su pueblo natal, devoción probada no sólo con palabras, sino al fragor de la lucha.

Por conocerlo tanto, los trabajadores de CMKS, nos alegramos de la condecoración que le confiriera la Unión de Historiadores de Cuba el pasado año, durante la clausura del Vigésimo Congreso Nacional de Historia en el Parque once de abril.

Ningún combatiente olvida tampoco su última participación en la Casa de la Historia, donde eran debatidos temas cruciales sobre los momentos que vive la humanidad y la pérdida de algunos valores, como parte de la crisis global

Héctor Borges Vicente, Tati, se despide de su Guantánamo con la mejor estampa: la fluidez de su voz, caracterizada por una fortaleza tal, que ni la muerte podrá apagar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: