LA MALDICION GITANA DE QUE HABLA CUBA


Hay deseos,  que  sin albergar  malos sentimientos hacia  otras personas o situaciones, podrían alterar positiva o negativamente la realidad.

Es el sentido  de la  leyenda original  que invoca Ricardo Alarcón de Quesada, Presidente de la Asamblea Nacional del  Poder Popular, en Cuba, al considerar ineludible “perseguir a Obama como una maldición gitana”,  para  que el presidente norteamericano reaccione  ante el caso de los antiterroristas cubanos,  injustamente presos en Estados Unidos y los libere de condenas injustas y excesivas que pesan sobre ellos hace  13 años.

De tales  cárceles de alta seguridad salió,  René,  uno de ellos, el 7 de octubre, pero con libertad vigilada durante 3 años en  los propios Estados Unidos.

Hoy quiero contar a los guantanameros el origen y repercusión de ese mito.


Los gitanos, romaníes o zíngaros, comunidad   india, presente en España y otras partes de Europa, creen en ese  legado cultural  de sus ancestros, por  la  sabiduría y  poder que encierran. Según su fe, simboliza la  voluntad de Dios, materializada en el verbo y puede ser  simplemente una idea, una opinión y a más fuerza, mayor efecto.
Mundialmente es muy temida la maldición gitana, por ser  un hechizo difícil de romper. Precisamente por  la aprensión que imprimen esos juramentos  en las personas, algunos muestran indiferencia o  falta de voluntad para responder. Ese es el caso del Presidente  Barack Obama.

Por lo demás, a veces, la irritación  con que es emitido el deseo,  hace verter explosiones de vocablos que no tienen la intención de hacer daño a la persona como tal; el propósito es que  ese otro ente, acceda a la petición, o desista del mal que haya hecho.

Pero, aclaran los gitanos,  que  si la imprecación  es dicha en el instante justo,  tendrá resultado indefectiblemente y  lo que quiere  este pueblo es que el PTE  Barack Obama, use sus facultades constitucionales y libere a los héroes cubanos. Se trata simplemente de un mecanismo universal de defensa, al que tiene derecho todo ofendido.

En el caso de Cuba, nunca mal de ojo ni  “ojalá te suceda esto o aquello”; tampoco  “maldito seas”.  La  maldición gitana que alude Alarcón en defensa del los 5, equivale a decir una dura verdad al que no quiere oírla, con la potencia de  esa etnia.

Hay un modo de evitar que alguien persiga a uno  al estilo de la maldición gitana: hacer el bien. El  presidente  Obama tiene en sus manos el perdón o el indulto para  nuestros compatriotas, en el Día de acción de Gracias, previsto en Estados Unidos  el cuarto jueves de cada mes de noviembre o durante las Navidades, fechas que ya se acercan.

Por la fuerte herencia cultural hispánica que nos toca a los cubanos, ¿Qué opina usted?

  •  
Anuncios

Una respuesta

  1. si es parte de nuestra herencia cultural hispana, y siempre que sea bien utilizada, como se está pegando ahora “vale”…. pero lo que si debemos hacer es el BIEN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: