Frank Fernández: en Guantánamo y por Tootsie, un concierto para la historia.

 

¿Cuánto duraron los aplausos finales? El prefiere el silencio del público, para que aflore la espiritualidad y así lo solicitó este  29 de septiembre durante  la inauguración en Guantánamo de la Sala de Conciertos “Antonia Luisa Cabal” (Tootsie), un  instante sublime dedicado a ella y al pueblo en acto de devoción,  reverencia y respeto.

Frank Fernández Tamayo quiso inclinarse, en otra dimensión de la vida para  sentirla cerca, como cuando de adolescente la conoció en Santiago de Cuba,  ya ocupada  en la fundación de la enseñanza artística de la provincia  49 años atrás.

El  artista recordó  el llamado de Fidel a salvar la cultura y agregó: él sigue con nosotros dándonos luz  y  en tal sentido abrir una sala de este tipo, en un momento de tantas tensiones y peligro mundial es de gran valor para la cultura cubana en una zona de mucha tradición y energía.

Dijo también que estará en las actividades nacionales de protesta por la nueva injusticia en el caso de René González, uno de los 5 héroes cubanos prisioneros del imperio, quien debe salir de la cárcel el 7 de octubre, pero  intentan añadir una nueva sanción  al exigirle 3 años más en ese país bajo libertad supervisada.

Tras el concierto que  sin dudas quedará para la historia de la cultura en Guantánamo, Frank exhortó a resaltar las maravillas  de Guantánamo, una mina de oro cultural  todavía sin explotar y a personalidades como Luis Martínez Griñán (Lilí) cuyos “tumbaos” fueron tomados por  los  mejores salseros de América Latina e instó a promover  la trayectoria de Tootsie.

En gesto de cortesía y admiración Luis Antonio Torres Iríbar, Primer Secretario del Partido  en la provincia, le entregó flores  al instrumentista, compositor y pedagogo cubano por acudir al tributo y respondió  con otro al recordar que ella, alma de la música en el territorio, fue  antecedida  de otras mujeres inmensas: las pianistas Ivette Hernández y Zenaida Manfugás.

Sobrevinieron  momentos inolvidables ante un artista ciertamente tocado por la divinidad: Dos cantos a la virgen (Avemarías de Bach y de Shubert, valses de  Federico Chopin ( Las sílfides y  el Vals del Minuto),  danzas de Ernesto Lecuona, el más grande de los  compositores del siglo XX ( La comparsa y Gitanerías).

En éxtasis, vibraron las almas al oír su versión de canciones amatorias de estilo trovadoresco: “ Gracias a la vida” de la chilena Violeta Parra,“ Perla Marina” de Sindo Garay, en improvisado acompañamiento del Maestro  para el  entusiasta músico  Alexander Abad, mientras el tenor Angel  Rafael Herrera, Director del Teatro Lírico de Guantánamo entonó “ Alma con alma

Grande fue  la ovación final con “Suite para dos pianos”, una de las 650 obras del también creador de más de  30 bandas sonoras a películas como Fresa y Chocolate o tan impactantes como la  del serial televisivo “La gran Rebelión.”

Frank Fernández volverá “a aprender del changüí”,declaró y hasta prometió sorprender con alguna interpretación de esa variante del son propuesta por sus exponentes  en el extremo oriental cubano (“Tres kilos de azúcar y dos de café”) o quizá regrese con su hijo, primer oboísta de la Orquesta Sinfónica Nacional.

Lo tendremos de nuevo en  la Sala “Antonia Luisa Cabal” que elogió por su acústica o en La Loma del Chivo,   consecuente con sus palabras de hoy: En Cuba  debemos asumir  esa riqueza cultural tan diversa, presente en Guantánamo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: