LOCOMOTORAS: CULTURA, ECONOMÍA,HISTORIA

 

 El ferrocarril llega a Guantánamo desde mil ochocientos cincuenta y cuatro, diecisiete años después de su inicio en Cuba, al enlazar la ciudad con las salinas de Caimanera, líneas extendidas a los ingenios azucareros.

Lo ratifica el investigador Ladislao Guerra Valiente, autor del libro ” El ferrocarril de Guantánamo”, publicado este año por la editora EL MAR Y LA MONTAÑA, de la provincia más oreiental de la Isla, donde el tren prevalece en la transportación de pasajeros y el traslado de mercancías desde otras partes del país.

Testigos de ese llamado camino de hierro, son en Guantánamo dos de las locomotoras más antiguas de Cuba, atesoradas por los trabajadores azucareros.

Ëstas, junto al Zoológico de Piedra, ostentan la categoría de Patrimonio Cultural de la Nación.. Una de las añejas locomotoras de vapor,conservadas en Guantánamo, permanece en los talleres del Central “ Manuel Tames”, declara Gaspar Atarés Faure, Director del Centro Provincial de Patrimonio.

La otra, precisa el funcionario del sector de la cultura, está custodiada por trabajadores de la Fábrica de Pastas Alimenticias cercana al antiguo ingenio Costa Rica, perteneciente al municipio de El Salvador y datan de mil novecientos ocho, según reflejan las chapillas de fabricación.

Esas centenarias locomotoras de vapor, reliquias del transporte y la cultura, reflejan la evolución de la industria norteamericana y el aporte del ferrocarril al desarrollo socioeconómico de Guantánamo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: