Cita con Tchaikovski en Guantánamo

Yo quería detener el tiempo para llegar a la hora establecida al Concierto de la Orquesta Sinfónica de Santiago de Cuba y valorar la madurez profesional alcanzada por el colectivo y el estilo de su joven directora, Cosette Justo Valdés al ejecutar la Sinfonía # 4 de Piotr Ilich Tchaikovski.

Ella lo dijo antes de comenzar:” Tchaikovski no se escucha todos los días,” sugerente advertencia sobre la magnitud de la propuesta. Y así fue: el público estremecido hasta el clímax, vivió los pasajes de ternura, candidez y dramatismo contenidos en cada movimiento de la universal polifonía compuesta en 1877.

Además, en la Sala Huambo, se rindió culto al alma santiaguera y cubana, con “Los Tamalitos de Olga” ofrecidos en bandeja de oro por el Cuarteto de Saxofones Confluencia, acompañado de esos músicos-profesores y Cosette, la Profesora de Dirección Orquestal del Instituto Superior de Arte .

En Guantánamo, las ovaciones y vítores para la Sinfónica de Oriente (Santiago de Cuba) resultaron tan espontáneos como el agradecimiento expresado con flores, por el regalo de la Sinfonía #4 de Tchaikovski. También ahora quise paralizar las agujas del reloj, en el vano intento de prolongar el goce estético, pero me bastó con asistir a la cita y compartir las violentas y dulces emociones del clásico ruso, escritas en uno de los períodos más críticos de su vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: