LA RADIO: UN PERIÓDICO SIN PAPEL Y SIN DISTANCIA

El 22 de agosto de 1922, Luis Casas Romero, patriota y hombre de la vanguardia cultural cubana de principios del siglo XX, funda en La Habana la emisora 2LC, suceso que marcó un punto de partida de las primeras plantas locales del medio en Guantánamo: CMKJ en 1932, CMKS en 1937 y CMKH en en 1939, génesis de las subdirecciones informativas, después de un largo camino en la programación de Radio Trinchera Antimperialista, invicta entre las ya citadas.

A juicio de la familia periodística y de los propios oyentes ese frente experimenta un salto cualtitativo y cuantitativo desde el Séptimo Congreso de la UPEC en 1999, sobre la base de que un pueblo bien informado jamás será derrotado, concepto del más avezado periodista del momento: Fidel, y tomada como guía para la acción.

Es perceptible el empeño por la variedad en contenido y forma, aunque el servicio informativo sólo representa poco menos del 30 por ciento de la programación general, en las Revistas POR EL DIAL y Reportando, así como en los noticiarios ACONTECER, PUNTO FINAL y los boletines.

Si bien durante el siglo pasado Lenin definía la radio como un periódico sin papel y sin distancia, el medio electrónico gana en inmediatez con la introdución del soporte digital, fruto del programa de la Batalla de ideas: servicios de INTERNET, correo electrónico Página WEB, blogs y mini-grabadoras digitales para los reporteros, tecnologías que aligeran, humanizan el trabajo y promueven la vida socioeconómica de la provincia.

Contribuyen con el balance territorial y temático las corresponsalías habilitadas en los municipios y 5 emisoras en Maisí, Baracoa, Imías, Caimanera y Guantánamo con programación endógena y personal procedente, sobre todo, de los diplomados de periodismo.

En los servicios informativos de CMKS ganan mayor audiencia los espacios que dan tratamiento a los asuntos de verdadero interés del oyente, misión que demanda de oído aguzado y la perspectiva de colocarse siempre en el lugar de los demás, sin dejar a un lado la política editorial y las circunstancias coyunturales.

El oyente de Guantánamo o cualquier otra parte de Cuba, está beneficiado por la masificación de la cultura y eso exacerba su sed de saber y oir algo diferente y la prensa radial está en perenne búsqueda para perfeccionar las entregas en comunión con la UPEC, comisiones de calidad, departamento metodológico, y la constante exigencia administrativa por la superación, elemento clave en el crecimiento profesional.

En los últimos tiempos, los periodistas de la radio son matrícula preponderante en el Curso para Directores, acogidos al principio de que saber no ocupa lugar y mucho más cuando se necesita conocimiento, para servirle mejor al pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: